Amy Purdy, bella por donde se la mire

Clickeando sobre la imagen se accede al sitio de Amy en facebook.

“Perdí mis piernas y encontré mi alma”. La frase pertenece a la medallista paralímpica Amy Purdy, una maravillosa mujer que con su ejemplo de vida ponen de manifiesto que por más dura que sean las circunstancias que nos toquen vivir, siempre se puede seguir adelante e ir más allá de nuestros límites.

Amy sufrió la amputación de sus piernas, perdió el bazo, un riñón y la audición en el oído izquierdo a consecuencia de una meningitis bacteriana que sufrió a los 19 años. Los médicos llegaron a diagnosticarle menos de un 2% de posibilidades de seguir con vida, sin embargo pudo sobreponerse a todos los pronósticos adversos, y a los 21 años, luego de que su padre le donara un riñón, logró lo que muchos creían imposible: ganó 3 medallas en el Campeonato de Snowboard de Estados Unidos, obtuvo una medalla de bronce en el evento de Snowboard Cross, en los Juegos Paralímpicos de Sochi 2014 y se convirtió en la segunda finalista de la competencia televisiva “Dancing with the Stars”.

Su experiencia de vida fue volcada en un libro titulado “On My Own Two Feet” y en su blog personal, y actualmente comparte esas vivencias como conferenciante en una gira denominada “The Life That You Want”. Amy, quien en su charlas motivacionales afirma que “la fe es lo mejor que se puede tener”, y que “la inspiración es contagiosa”, también es la impulsora de una fundación sin ánimo de lucro llamada Adaptive Actios Sports (organización dedicada a chicos con discapacidades físicas que quieren hacer deportes como snowboarding, surf y skate).

“Cuando estoy rodeada de personas apasionadas, me inspira a buscar las cosas que me apasionan. Al final, de eso es lo que se trata la vida, sentir pasión por lo que haces porque esa pasión te conectará con tu propósito en la vida” afirma esta joven, de 35 años, quien, además de ser deportista, también incursiona en el mundo de la moda, el baile y la actuación.

“Si me preguntan hoy si me gustaría cambiar mi situación, tendría que decir no. Porque mis piernas no me han hecho discapacitada; me obligaron a aferrarme a mi imaginación y a creer en mis posibilidades”. Así piensa y siente esta gladiadora de la vida, cuya actitud positiva merece celebrarse.

En esta charla TED Amy cuenta en menos de 10 minutos su historia.

 

 

En este video se puede ver a Amy bailar : )

 

Y en este otro se la puede ver compitiendo en snowboard.

 

Amy también estuvo presente en la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos Río 2016.

 

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*