Deslumbrante la Fiesta de Olavarría

Por Alexis Grierson (@alexisdechillar) e Ignacio Cardone (@NachoCardone)

Deslumbrante, por donde se la mire. La Fiesta de Olavarría, celebración que se ha vuelto un clásico desde que en el 2008 se organizó el primer festejo por el aniversario de la ciudad, volvió a convocar a miles de personas -olavarrienses y de la región- en un evento que comenzó en el mediodía de ayer y culminó con el show de Lali Espósito -la estrella pop del momento en la Argentina- pasadas las 22.30. La nota más impactante y emocionante de la noche fue la presentación de un holograma de Gustavo Cerati, que cantó “Té para tres” para miles de personas que recibieron la sorpresa tal como les sucedió a todos los presentes: como si fuese un sueño.

Aprovechando el clima primaveral la gente comenzó a llegar antes del mediodía para disfrutar desde temprano la feria de artesanos y los puestos de comida de las colectividades (ver nota aparte). Algunos se apuraron a colocarse frente al escenario que, vale la pena decirlo, fue el más grande que se presentó desde el comienzo de las celebraciones. Las fanáticas de Lali Espósito, cabe resaltar, realizaron una vigilia desde horas de la mañana para estar frente al escenario en un lugar de lujo al momento de que la joven artista realizara su show.

Una fiesta bien local

Como cada año, los artistas locales tienen una inmejorable oportunidad de mostrarse ante un público masivo y con un sonido de primer nivel. Durante varias horas se pudo disfrutar de un amplio repertorio, que fue desde el folklore, el rock & roll y hasta la cumbia, pasando por algunas canciones melódicas.

El primero en salir a escena fue el grupo Los Entrevero -que tuvo una gran repercusión tras participar del programa “Elegidos” de Telefé-, el que compartió un alegre repertorio folklórico con aires norteños. Luego se presentó No Hay Papel, aportando clima de fiesta con canciones alegres que invitaron a bailar. Mientras las distintas bandas se preparaban, Micaela Ressia Mondello interpretó algunos temas que fueron muy bien recibidos por el público, que ovacionó más de una vez a la joven olavarriense.

En la previa al plato fuerte les tocó el turno a dos de los grupos más fuertes de la ciudad en sus respectivos géneros: Forasteros y Alta Gamma. El rock and roll de Forasteros, el grupo liderado por Emanuel Tisera, fue acompañado por los fanáticos que siempre siguen al grupo y brindó un show impecable, como lo hizo durante todo el año. Curiosamente, el grupo rockero tuvo un año de “multitudes”: desde telonear a Guasones y Jóvenes Pordioseros, pasando por el increíble recital de La Renga en Racing, hasta finalmente el show de ayer.

Lo de los chicos de Alta Gamma es para un párrafo aparte. Con un “aire” a las bandas de cumbia del momento como Marama o Rombai, Alta Gamma tiene un estilo propio que se fue contagiando rápidamente en el público presente. En la previa del show de Lali, todos se pusieron a bailar y desde allí se corearon todos los temas que tocaron, no hubo excepciones. Una lista que incluyó temas propios -ya muy conocidos por los jóvenes olavarrienses, como “No vengas”- y clásicos de la cumbia, temas del momento… en fin, un momento musical que hizo delirar a todos los presentes, y poner en clima para lo que sería el gran cierre de la noche. Incluso, hubo varios momentos para que los integrantes del grupo se sacaran “selfies” con el público, bromear entre ellos y jugar con la multitud, donde que cada vez que se les pedía una demostración, respondían de manera contundente: cada grito o mano arriba que se alzaba durante la jornada, daba cuenta de la magnitud de la convocatoria de esta fiesta, que según fuentes oficiales, logró cifras récord.

Desborde de “lalimanía”

Durante toda la jornada se pudo ver a las fanáticas de Lali Espósito (“las lalitas”) acampando en lugares estratégicos cerca del escenario principal, muchas de ellas llevando prendas, banderas o merchandising con imágenes de su ídola. Las más pintorescas -también las más niñas- vestidas con los hábitos que utiliza Lali en la tira televisiva “Esperanza Mía” de El Trece.

A pesar de que la mayoría tuvo un buen comportamiento a lo largo de la tarde, la seguridad tuvo que trabajar arduamente, ya que se debió reforzar seriamente el perímetro del escenario porque las chicas buscaron ingresar de todas las maneras posibles al sector vip en el que esperaban los artistas antes de subir a cantar.

Todo marchaba con relativa tranquilidad hasta que llegó el momento del show. En ese momento los adolescentes traspasaron los límites impuestos por las vallas que separan al público del escenario con la intención de acercarse más a Lali. Si bien no hubo mayores incidentes y el público se comportó, a pesar de superar esa barrera, la estructura de seguridad no aguantó y se generó un momento al menos incómodo.

Más allá de estos detalles el de Lali fue un show impecable. Haciendo gala de su simpatía y de su feeling con la gente, consiguió “comprarse” a todo el público local, aun a los que no conocían su faceta como cantante. Con un repertorio basado en su primer disco y un grupo de bailarines profesionales que la respaldaron, hizo bailar a todos con hits como “Asesina” (con el que abrió y cerró el espectáculo), “Te siento”, “Histeria”, “Being” y por supuesto el famosísimo “A bailar”, que le da nombre a su placa debut en solitario.

Otra Fiesta de Aniversario de Olavarría que se va, con una euforia que pocas veces se vio. El marco fue el ideal y el show estuvo más que a la altura de las circunstancias. De la serie de Aniversarios que se festejan desde 2008, el de esta edición fue uno de los más movilizantes desde donde se lo mire.

(Fotos: Tomás Pagano)

Previo a su show, Lali Espósito brindó una conferencia de prensa y destacó: “Que me convoquen para un festejo como éste, es para estar súper agradecida. En definitiva es la gente que te hace crecer cada vez más”.

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*