Gesto de honradez para aplaudir

Marcelo Calzoni, basta verlo sonríer para reconocer que tiene pinta de buen tipo. (Fotos: Tomás Pagano)

En Olavarría pasan cosas que están buenas destacar, aplaudir y viralizar. Esta vez el protagonista de una historia positiva, que merece celebrarse, fue un joven de 35 años, propietario de una remisería céntrica, quien le devolvió 20.400 pesos a un jubilado que se olvidó, dentro de su remís, todo el dinero que había cobrado en el banco.

El responsable de este gesto de honradez fue Marcelo Calzoni, titular de “Remis Gisel”, quien durante la mañana del lunes (3 de octubre) llevó a una persona mayor hasta su casa, y cuando estaba camino de regreso a la agencia sintió un ruido que le llamó la atención. Grande fue su sorpresa cuando, al detenerse para revisar a qué se debía el extraño sonido, se encontró con que al costado del asiento del acompañante “había mucho dinero”.

Marcelo no quería saber nada con dar a conocer esta historia, porque para él simplemente había sido un hecho más, dentro de los tantos que a veces pasan en su agencia. Sin embargo fue su hermana Mariana, quien anunció lo sucedido en las redes sociales, porque Marcelo es “bastante tímido” y también “es de los que no le gusta andar contando lo que hace”.

De izquierda a derecha, sus hermanos Martín y Mariana, Ezequiel Seitz (uno de los choferes de la agencia) y Marcelo Calzoni, el gran protagonista de este hermoso gesto de honradez que merece celebrarse.

Fuimos hasta la Agencia “Gisele”, situada en la calle Lamadrid (3094) casi Necochea, en busca de Marcelo para que nos contara lo sucedido. “No, no quiero saber nada. Les pido mil disculpas pero no quiero hablar”, esa fue la primera frase que pronunció cuando nos vio entrar, así que tuvimos que insistirle durante largos minutos para que aflojara.

En favor de conseguir la nota le explicamos que en contextos sociales en donde siempre lo negativo tiene más prensa, los hechos positivos también tenían que salir a la luz, de manera que más gente vea que hay muchos olavarrienses que no traicionan sus principios y se manejan de manera bien honrada. Sólo logramos su testimonio gracias a la ayuda de sus compañeros de trabajo, quienes le insistieron para que nos cuente lo sucedido, y también gracias a una “mentira piadosa”: le dijimos que pondríamos sus dichos en boca de su hermana Mariana. Así fue como conseguimos los detalles de esta historia : )

“El lunes, a las 10 de la mañana, vino un hombre mayor hasta la agencia y se subió a mi coche en el asiento del acompañante, con destino a la calle Riobamba al 4000 (no nos dio la dirección exacta para evitar que el pasajero fuese identificado). Cuando llegamos a su casa, el hombre me pagó y al descender del auto se le cayeron unos papeles, así que como se trataba de una persona bastante mayor me bajé y lo ayudé a juntar lo que se le había caído. En ese momento vi que el hombre saludó con la mano a unos muchachos que estaban en la vereda de enfrente, y creí entender que se trataba de sus nietos” comentó.

“Cuando el hombre entró a su casa retomé el viaje para la agencia. No recuerdo bien cuánta cuadras hice, cuando al doblar escuché un ruido sobre el lado derecho, junto al asiento en el que había viajado el pasajero. Lo primero que pensé era que podía tratarse de algún celular, así que paré el auto para revisar, y cuando miré sobre el costadito del asiento del acompañante vi dinero suelto (que eran 400 pesos), junto a un fajo de dinero que decía 10.000 pesos. Miré más abajo del asiento y vi que había otro fajo más. En total eran 20.400 pesos los que había en el auto. Ese momento fue complicado, porque tal como sucede cuando alguien se olvida un celular o una computadora, por ejemplo, vos no sabés si eso que encontraste pertenece al último pasajero o al del anterior viaje”, indicó.

“Me quedé pensando un ratito, y supuse que debido a que se trataba de una persona bastante mayor, que cuando se subió al auto estaba un poco perdida, el dinero se le podría haber caído sin que se diese cuenta. Así que ahí nomás me volví, toqué timbre y como me atendieron los dos muchachos que instantes antes había visto, les pedí que por favor llamaran al abuelo porque había encontrado plata en el auto y quería saber si era de él o no. El hombre en ese momento empezó a tocarse los bolsillos y se dio cuenta de que ya no tenía el dinero que había cobrado. Así que se lo devolví, y me agradeció diciendo que `esas eran cosas que no pasaban todos los días´. A sus vez los nietos me dijeron que ellos siempre se ofrecían para acompañarlo al banco, pero que el abuelo no quería”, relató.

Mientras Marcelo nos contaba lo sucedido, su hermana Mariana acotó que “una vez por mes ese señor viene hasta la agencia para que lo llevemos a su casa”. A esa altura de la charla también ya se había hecho presente su hermano, Martín Calzoni, quien también trabaja ahí como remisero, y le insistió para que también se dejara tomar algunas fotos.

“En ningún momento dudé en devolver el dinero, porque yo soy así. Sé que en esa circunstancia uno podría quedarse con la plata y luego argumentar que no vio nada o que el siguiente pasajero o algún otro se la podría haber apropiado. Pero nosotros siempre devolvemos todo lo se olvidan en nuestros coches, porque consideramos que hay que obrar de ese modo. Lo más común es que se olviden celulares, pero también hemos tenido un caso en donde una mujer se olvidó una notebook. Te cuento estas cosas pero te reitero, no lo hacemos para tener buena publicidad, lo hacemos de ese modo porque así lo sentimos, por eso a mí no me interesa dar a conocer lo que pasó”, subrayó Marcelo.

Si haber logrado su testimonio nos había costado bastante, mucho más ardua resultó la tarea de hacer que se dejara tomar algunas fotos. Fue nuevamente gracias a sus hermanos y a uno de los choferes que luego accedió e incluso sonrió cuando le dijimos que “esta nota sería la mejor publicidad que podría hacer de la Agencia Gisele, porque muchos la verían como la forma más segura de viajar”.

Les sacamos algunas fotos, agradecimos y nos fuimos. Así que ahora quienes de algún modo quieran recompensar este hermoso gesto de honradez mediante viajes, pueden llamar a la Agencia Gisele al teléfono 420666, en el horario de 7 a 21 horas. Eso sí, recuerden que a Marcelo Calzoni no le gustan los reconocimientos públicos, así que con una simple sonrisa de aprobación por su gesto humanitario será más que suficiente : )

Gracias Marcelo por compartir la historia y por ayudar a que más personas confíen en que no todo está perdido. Recuerden que todos podemos sumar nuestro aporte al cambio, sólo necesitamos aprender a movernos siguiendo la voz del corazón : )

(Fotos: Tomás Pagano)

Repercusiones de la noticia en la página de facebook de Está Bueno : )

Clickeá sobre las imágenes y leé los comentarios

 

Entre otros sitios, la noticia también fue destacada en el portal de Telefé : )

También fue difundida en TN

Y en Minuto.com

Marcelo Calzoni, basta verlo sonríer para reconocer que tiene pinta de buen tipo. (Fotos: Tomás Pagano)

Tags:     ,

Artículos relacionados

15 comentarios

  1. Laura

    Felicitaciones!!!si todos actuaramos así que bien viviríamos…eso es ser un grande!!

  2. GUSTAVO

    COMO DECÌA MINGUITO “LA BARRA AGRADECIDA”…..SOS UN GRANDE.-

  3. maria teresa avila

    FELICITACIONESSS!!!!!!!!!!! estos gestos que devieran ser normales asombran,pero hay mas gente honrada que de la otra un buen ejemplo Marcelo

  4. mfd

    gran gesto!!! felicidades a todos!! que dios te de el doble

  5. Bachi de Sierras Bayas

    !!! GRANDE MARCELO ,,, NO TE CONOSCO PERO CON TU GESTO ME GANASTES EL CORAZÓN,,,, MUCHA GENTE TENDRIA QUE APRENDER DE TU PERSONA,,,,, EN UNA SACIEDAD QUE LOS BARDOS LE ESTAN GANANDO A LAS PERSONAS QUE QUIEREN VIVIR TRANQUILAS Y HACER LAS COSAS BIE,,, VOS LES MARCASTES EL CAMINO ….¡¡¡ ABRAZO GRANDE …

  6. Micaela

    Una vez me olvidé una cartera y se tomaron la molestia de ir de nuevo hasta mi casa y devolvermela! Que lindo la gente asi!!!

  7. Ezequiel

    Son gente muy confiable, una vez me devolvieron el un celular nuevo!!! Es para destacar!!!

  8. armando dominguez

    Te felicito macelo ¡¡¡¡¡
    No te conozco , pero tu accion es digna de destacar ¡¡¡¡¡
    En estos tiempos que corren , de mucho materialismo , lo que vos hiciste es de una persona para valorar muchisimo ¡¡¡
    Yo soy olavarriense , pero ahora vivo a muchos kilometros de Olavarria y me siento orgulloso de que un tipo como vos , que seguramente , tenes alguna necesidad economica(como casi todos) reaccionaste de esa manera ¡¡¡¡
    Te mando un abrazo y mucha suerte ¡¡¡

  9. adriana

    quien dijo que todo esta perdido?? Marcelo ofreció su corazón!
    Dios le devuelva por miles!

  10. Liliana

    Gesto de gran persona. Y esa actitud merece ser reconocida.

  11. pablo

    Chaira tenia que ser felicitaciones Marcelo

  12. Alejandra Conté

    Personas con buena voluntad no se ven todos los días que bueno leer este tipo de noticias!!

  13. Cesar

    Muy buena nota y más que merecida. Gesto para resaltar en GRANDE

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*