Juntos por una noble causa

Lucas Correa, Mario José Baldo y Germán Block, miembros del Movimiento 16 de Agosto. (Fotos: Tomás Pagano)

“Nacimos como un movimiento romántico y no combativo”, así expresa Germán Block la esencia del Movimiento 16 de Agosto, que surgió a raíz de una trágica circunstancia la cual, lejos de quedar anclada en la queja y el dolor, llevó a que se impulse, de todo corazón, una noble causa que ayuda a generar consciencia vial y brinda contención a los familiares de los fallecidos en accidentes en moto. Ya lograron que el 16 de agosto se conmemore en Olavarría y otras ciudades el “Día de los caídos en moto”. Ahora trabajan intensamente para que esa fecha sea reconocida a nivel mundial. También se están movilizando para conformar una ONG y quieren contar con una sede propia donde seguir brindando un necesario servicio humanitario.

Cuando se logra ver y comprender que todo lo que vivimos puede resignificarse y ayudarnos a crecer, hasta las circunstancias más traumáticas y angustiantes sirven para llevar luz, paz y consciencia a donde antes sólo había oscuridad, sufrimiento e incomprensión. Ya que no es lo que nos pasa, sino lo hacemos con eso que nos sucede lo que marca la gran diferencia. Un fiel reflejo de esto que decimos es Germán Block, quien (junto con sus amigos, conocidos y aquellos que resonaron con su iniciativa) impulsa el Movimiento 16 de Agosto.

En una de sus crónicas, el diario El Popular señalaba que el 16 de Agosto del 2013, a las 18 horas, Guillermo Federico Block, de 33 años, perdía la vida en un accidente mientras conducía su moto Kawasaki de 1100 cc por la autovía de la ruta nacional 226, en inmediaciones del acceso al Aeropuerto, a la altura del kilómetro 290. Se resaltaba también que su fallecimiento “se constituyó en la 12ª muerte en accidentes de tránsito dentro del partido de Olavarría”. Ese nuevo hecho, que pasaba a engrosar las cifras estadísticas y podría haber quedado en el olvido para muchos olavarrienses, para Germán fue un punto de inflexión que lo llevó a movilizarse intensamente para que la muerte de su hermano no fuese en vano.

Sin saberlo, tal como en su momento también lo hizo Gustavo Spaltro con “Estrellas Amarillas”, con su actitud positiva él se estaba transformando en un ser “resilente”. Entendiendo la “resilencia” como la capacidad de superar dificultades, traumas y dolores emocionales, saliendo fortalecido en el proceso.

Fuimos a visitar a Germán hasta la empresa familiar en la que trabaja (“Electrotécnica Block Hnos”) para que nos cuente su historia, porque inspira a que otros puedan encontrar en las “dificultades” las “oportunidades” de generar cambios. Nos recibió en compañía de Lucas Correa y Mario José Baldo, dos firmes referentes del Movimiento 16 de Agosto, que cuenta con más de 30 olavarrienses que adhieran activamente a la causa.

Mate de por medio, nos pusimos a charlar y le pedimos a Germán que nos cuente cómo fueron los primeros pasos que lo llevaron a gestar el Movimiento 16 de Agosto: “Luego del fallecimiento de mi hermano me pasé días y días hasta las cinco de la mañana buscando en internet información, datos sobre accidentología e incluso quise empezar a estudiar abogacía para que se hiciese justicia por su muerte. Pero después me di cuenta que frente a esas circunstancias uno no tiene que dejar de ser como es. De todos modos, seguí buscando información y también comencé a relacionarme con gente de otros países que habían pasado por lo mismo, y desde España me invitaron a visitar una página en facebook que se llama `Homenaje a nuestros compañeros caídos´. Ahí, interactuando con algunos de sus miembros pude ver que por más que en algunos casos ya habían pasado varios años desde que habían perdido a sus familiares, aún seguían mal. Hubo casos en donde me decían `ya pasaron 15 años Germán, sin embargo siento como si hubiese fallecido ayer´. Entrar en contacto con esas realidades me llevó a preguntarme si existían centros de asistencia para los familiares. También me ayudó a ver la necesidad de apoyo y contención que tenemos todos los que pasamos por estas trágicas circunstancias, en donde uno de golpe se encuentra yendo de fiscalía en fiscalía, renegando y tratando de sobreponerse a los bajones anímicos. El día `D´ (por el día `después´del accidente) es duro y además de asesoramiento legal uno generalmente necesita apoyo y mucho acompañamiento para poder afrontarlo”.

“Más allá de eso que te cuento, el Movimiento creo que se fue gestando prácticamente solo, en la medida en que unos y otros se fueron acercando y sumando ideas y voluntades para liderar una cusa común, en donde todos teníamos en claro que queríamos mantener viva la memoria de los caído y evitar que otros pasen por las mismas circunstancias”, dijo. Y con respecto a cómo siente lo que hacen agregó: “Muchas veces sentimos que lo que hacemos son cosas quijotescas, porque en el fondo sabemos que estamos remando contra muchos años de falta de educación vial. Estados Unidos, por ejemplo, tiene un índice de mortalidad muy bajo en accidentes viales porque vienen trabajando en temas de concientización y educación vial desde hace 40 años. Nosotros tenemos en claro que esto que entre todos estamos haciendo llevará años para que podamos verlo reflejado en las estadísticas, pero para eso se necesita que todos pongamos el hombro y nos movamos unidos, dejando de lado la confrontación”.

Como queríamos tener un panorama general sobre lo que actualmente están haciendo, a modo de síntesis sobre el accionar del Movimiento 16 de Agosto Germán mencionó: “Tomando como referencia los accidentes fatídicos, nosotros nos focalizamos en dos partes: el antes y el después. En el `antes´ buscamos abordar lo que tiene que ver con la educación, la prevención, la concientización sobre la cantidad de siniestros viales, la debida señalización de los caminos, hacemos sugerencias viales, etc. y en el `después´ tratamos de enfocarnos en aspectos vinculados a la contención, el acompañamiento, el asesoramiento y la reconstrucción de los vínculos”.

Contrariamente a lo que generalmente se cree, las estadísticas arrojan un dato que llama la atención. “Si bien generalmente se habla de `los locos de las motos´, de cada 10 motociclistas fallecidos en accidentes, 7 no tienen responsabilidad sobre su siniestro” destacó Germán en un pasaje de la charla.

Hablar sobre estadísticas hizo que recordáramos que en Está Bueno también le habíamos realizado una nota a Gustavo Spaltro, de Estrellas Amarillas (en donde destacaba que “de las más de 150 estrellas amarillas que ya fueron pintadas en Olavarría, 50 estrellas corresponden a los caídos en moto”), por eso quisimos saber si estaban haciendo algo de manera conjunta: “Con Gustavo tenemos muy buena onda y nos conocemos desde hace 20 años -mencionó Germán-, y además nos unen causas que marchan paralelas, porque tanto ellos como nosotros queremos que las cifras de los muertos por accidente se reduzcan lo más posible, y para ello hay que trabajar en la prevención y la toma de conciencia”.

“Más de una vez hablé con Gustavo para ver cómo podemos hacer para contar con una sede propia que también oficie como centro de contención, porque en Olavarría, salvo en el Hospital, no hay un lugar donde poder dedicarle al familiar todo el tiempo que se merece para que pueda expresarse y sentirse contenido. Nosotros somos conscientes de que lo que nos hace bien es el ida y vuelta que se genera entre los que sufrimos lo mismo. Por eso en el encuentro que mantuvimos con la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al que fuimos invitados por intermedio de Estrellas Amarillas (quienes entre otras cosas manifestaron el pedido de reformas al Código Penal `para que la condena que recae sobre quien mata en accidente de tránsito sea igual al de una persona que mata con un arma´), aproveché la oportunidad y le dije a Patricia que si se falla en la prevención, otro rol fundamental del Estado es brindarle contención al familiar, y que todos nosotros estábamos dispuestos a colaborar en ese sentido”.

Como mencionó el hecho de la colaboración, le pedimos a Germán que nos contara de qué manera ellos hoy ayudan a los familiares de los caídos en moto. “Nosotros a veces vamos y estamos 4 ó 5 horas en la casa de los familiares que perdieron a un ser querido en un accidente de moto, porque ellos nos llaman para que pasemos a charlar. Con ellos compartimos momentos en donde tomando mate a veces pasamos del llanto a la risa recordando momentos que tienen una carga emocional muy fuertes, y ahí es donde uno se da cuenta la importancia que tiene el estar al lado de quienes sufren”, subrayó.

Esa creciente necesidad de apoyo para los familiares lleva a que los integrantes del Movimiento 16 de Agosto busquen nuevas ideas y propuestas que puedan llegar a plasmarse en un centro de contención. Sobre el rol de dicho espacio, Germán dijo: “Sumado a quienes ya pasamos por esa circunstancia dolorosa y queremos colaborar, se podrían buscar a psicólogos jubilados que quieran colaborar en el proceso de asistencia y contención, lo mismo que toda aquella gente que quiera hacer tareas sociales que sirvan para apuntalar el ánimo. Además, en ese espacio, también podrían sumarse los abogados que quieran brindar su servicio solidario para asesorar sobre los pasos legales que se pueden dar, así como sobre los derechos que asisten a los familiares de las víctimas. El apoyo, el acompañamiento y la contención no es un dato menor, ya que tras un accidente hay que hacer muchos trámites y los familiares generalmente están en estado de shock y no saben a dónde acudir, por eso llegar a contar con un espacio físico sería de gran utilidad.”.

Para darle peso a la importancia de crear un centro de asistencia, también explicó: “En el Ministerio de Justicia de la Nación nos dijeron que durante el año 2015 unas 9.500 personas perdieron la vida en siniestros viales ocurridos en nuestro país. De esa cifra, unas 2.500 víctimas son motociclistas, con un promedio de 34 años de edad. Si a esas cifras se la multiplica por la cantidad de amigos, padres, hermanos o familiares que cada persona tenía, la cantidad de gente que luego requiere asistencia o contención es muy grande. Cada familiar es una víctima más, y muchos no logran sobreponerse al dolor, cayendo luego en situaciones de alcohol, drogas e incluso llegan al suicidio, por eso nosotros decimos que el Estado tiene que brindar espacios en donde a los familiares se los pueda asistir y brindarles protección”.

Varias son las iniciativas que impulsa el Movimiento 16 de Agosto, y entre ellas se destaca el pretender contar con un lugar público destinado a la memoria de los caídos y la promoción de la conciencia vial. Germán así lo expresó: “Nosotros consideramos que estaría bueno contar con un espacio donde poder recordarlos, por eso nos gustaría poder crear en Olavarría la primera plaza de los caídos en moto con el objetivo de mantener viva la memoria de quienes ya no están, y a su vez crear conciencia, ya que ver en un lugar físico los nombres de todos los que fallecieron producto de accidentes viales impacta. También ese espacio podría servir para promover lo que tenga que ver con la seguridad vial y todo aquello que ayude a que la cifra por muertes en moto no aumente. Quizá tengamos una visión `romántica´, por llamarla de algún modo, pero consideramos que la plaza también puede ser una buena manera para manifestar el cambio de conciencia que estamos necesitando para evitar más accidentes”.

“De hecho, el intendente de Benito Juárez cuando fuimos a dar una charla a su ciudad nos ofreció hacer la plaza de los caídos allá, pero nosotros consideramos que primero tendríamos que hacerla en Olavarría, porque es el lugar en donde se originó este Movimiento”, agregó Germán.

En lo que respecta las difusión que vienen realizando, Lucas y Mario coincidieron en señalar que “hay páginas y foros que comparten el material que nosotros generamos en nuestro sitio, al igual que nosotros lo hacemos con quienes tenemos vínculos y ayudan a generar conciencia, tales como `Prohibido Olvidar´ (de Casilda) o el `Foro de Familiares de víctimas de siniestros viales´ (de Córdoba), por citar sólo un par de ejemplos”.

“Nosotros vemos que las muertes por accidentes de tránsito hacen que cada vez sean más las personas que quieren ayudar a promover conciencia vial -indicó Germán-. Incluso hay casos muy valiosos, como el de Gerónimo Bonavera, quien cuando falleció su hijo en un accidente de tránsito dejó de ejercer su profesión de médico para especializarse en accidentología y siniestralidad, y ahora da conferencias por toda la Argentina”.

En relación con las charlas de concientización que el Movimiento 16 de Agosto ha dado en ciudades como Benito Juárez, Bolívar, Bahía Blanca, Pigüe y Mar del Plata, así como en lugares más distantes como Bariloche, La Pampa y Santa Fe, Mario José Baldo destacó: “Por medio de las charlas también buscamos siempre hacer un llamado a la reflexión. En mi caso, por ejemplo, hasta cuando voy por la calle y me encuentro con algún motomandado, que sé que necesita del trabajo pero que de todos modos anda rápido con su moto, le pregunto: `¿Vos creés que tu vida vale 10 pesos, por qué andás tan fuerte? Son casos que duelen porque sabemos que necesitan llevar el dinero a sus casas, pero nosotros queremos que ante todo valoren sus vidas, por eso les decimos que anden despacio, porque una rotura que tengan en el cuerpo la sentirán toda la vida. Todos los que andamos en moto, al salir tenemos que ser prudentes y conscientes de que también hay que regresar a salvo, porque siempre hay hijos, padres o una esposa que nos está esperan en casa”.

“El respeto por la vida no sólo lo focalizamos en los motociclistas, porque consideremos que entre todos debemos respetarnos. Yo que ando en moto tengo que respetar, pero muchas veces son los automovilistas quienes no respetan. Y en esa falta de respeto mutuo, que muchas veces se ve en la calle, se generan hechos de violencia que si bien son difíciles de entender, consideramos que con educación vial pueden corregirse”, puntualizó Mario.

La mención de la educación vial por parte de Mario hizo que Germán recordara un dato interesante: “Según estudios realizados en Inglaterra sobre vialidad, se sabe que impacta más la comunicación cuando se ayuda a que la persona vea todo lo que sucede luego de su muerte, que haciendo hincapié en el cuidado de su propia vida solamente. Por eso las compañas se centralizan en aspectos tales como el sufrimiento de los seres queridos, el desamparo de los hijos, etc. Otra de las maneras de ayudar a concientizar creo que pasa por mostrar de manera bien cruda lo que se vive en un accidente de tránsito. De todas formas, nosotros coincidimos en que lo mejor es siempre comenzar a trabajar con los más chicos desde las escuelas”.

Mientras charlábamos y compartíamos unos ricos mates, quisimos saber a qué obedecía la fecha del 16 de agosto como parte del nombre del Movimiento que lideran: “Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre mueren motociclistas en accidentes de tránsito, porque eso quise que hubiese un día para recordar a todos los caídos. Se podría haber buscado como fecha conmemorativa cualquier día, pero en este caso yo propuse que sea el 16 de agosto porque es el día en que falleció mi hermano Guillermo. Al principio la fecha generó cierta polémica en las redes sociales porque había personas que manifestaban que sus familiares habían fallecido en una fecha distinta. De todos modos, me ocupé de aclarar que la causa no está personalizada, porque en ningún lado se habla de Guillermo sino de los caídos en moto en general. No personalizar la causa es importante porque cuando menos se la personaliza más plural se hace”, remarcó Germán.

Su propuesta para que el 16 de agosto se conmemore el “Día de los caídos en moto” fue presentada en el Concejo Deliberante de Olavarría en julio del 2014, especificándose en uno de sus ítems que “la fecha será comprensiva de todas las personas fallecidas en accidentes de tránsito en motovehículos”, para “recordar y generar conciencia en la sociedad sobre la seguridad vial y en particular la seguridad en motovehículos”. Fue así como mediante la ordenanza 3702/14 se instituyó en el partido de Olavarría el 16 de agosto como “Día de los caídos en motocicletas”.

Este día de conmemoración también ya fue reconocido en ciudades como Benito Juárez y Santa Clara del Mar e incluso ya hay gente que está trabajando para declarar este día en España, Brasil y Uruguay. “Nuestra intención es que el 16 de agosto sea una fecha nacional y también internacional, para que se conmemore a los caídos en motos por todo el mundo, y en esto estamos trabajando” señalaron los integrantes del Movimiento.

También destacaron que “hay muchas agrupaciones, como `Pisteros de Bolívar´, que suman la leyenda 16 de Agosto a todo lo que ellos promocionan. Lo mismo sucede en La Pampa, y con la `Caravana Solidaria´en Bahía Blanca. Todos van sumando la causa en sus remeras, y en distintos puntos del país hay agrupaciones de motociclistas que se van movilizando para que en cada ciudad se conmemore el 16 de agosto como el día de los caídos en moto”.

Por otra parte, con respecto a lo que tienen proyectado para este año, Lucas Correa explicó que “próximamente vamos a tener una reunión con el abogado Marcos Peret para que nos oriente sobre cómo hacer para conformar una ONG, ya que ese será nuestro siguiente paso, previo acordar con el resto de los integrantes del Movimiento todo lo que implica la tarea social a desarrollar”.

En relación a cómo se vienen moviendo, Germán destacó: “Por ahora todo lo que hemos hechos lo afrontamos con fondos propios. Ya regalamos más de 500 remeras del Movimiento, también hacemos placas recordatorias que entregamos a los familiares de los caídos y bancamos todo lo que implica el sonido en los actos y charlas, los globos, buzos, calcos, banderas, llaveros y la folletería. Todo corre por cuenta nuestra, lo hacemos porque es un manera de visibilizar lo que estamos promoviendo. Sabemos que necesitamos ayuda para crecer con el mensaje, pero también somos cautelosos a la hora de ir a golpear puertas porque no queremos que nuestra causa se politice. Sí tenemos en claro que tenemos que trabajar de manera conjunta con las autoridades que estén de turno, porque el trabajo en conjunto es siempre lo que cobra más fuerza y a la larga hace la diferencia. Pero te reitero, nosotros en esto, cero partidismo político. Lo hacemos por la memoria de los caídos, sus familiares y por nuestras ganas de ayudar a prevenir y generar conciencia vial”.

A casi tres años de la muerte de su hermano, Germán siente que aún hay cosas que realmente le molestan. “Busco siempre tener una visión positiva y evito ser combativo, pero reconozco que todavía me jode mucho pararme en el mismo lugar en donde se murió Guillermo y ver que la misma maniobra de coches doblando en `U´, como la que le costó la vida a mi hermano, se sigue repitiendo una y otra vez como si ahí nunca hubiese pasado nada. Ver eso por momentos me hace pensar que su muerte no valió de nada, pero luego recapacito sobre todo lo que venimos haciendo con los chicos del Movimiento 16 de Agosto y eso me tranquiliza. De todas maneras, me gustaría que en ese lugar si hiciera algo para evitar los giros en `U´, porque esos malos hábitos luego traen graves consecuencias”.

“Siento que debería ser una obligación tomar medidas, ya sea poner lomos de burro, carteles, semáforos, reductores de velocidad o algún guardarail, en aquellos lugares en donde seres humanos perdieron la vida, de lo contrario queda como que nada importa. Por eso a mí también me duele mucho ver que en algunos lugares de la ciudad se pinta una estrella amarilla muy cerca de la otra y ninguna autoridad toma medidas, cuando cada nueva estrella que se pinta representa otra persona más que murió”, enfatizó.

Para los familiares de las víctimas, en sus vidas siempre hay un antes y un después de la pérdida de sus seres queridos, de ahí que quienes ya pasaron por esa situación mencionan la importancia de “no ser tomados por la causa”, en el sentido de no enceguecerse u obsesionarse por la situación vivida. Sobre ese tema, Germán declaró: “Si bien no todos los casos son iguales, generalmente uno queda muy bajoneado y muchas veces también muy enojado por lo que sucedió, y eso hace que se vea todo mal. Por eso, en la búsqueda de justicia, son muchos los que se vuelven combativos y son tomados por la causa. Nosotros consideramos que es necesario que se haga justicia, pero también es necesario que más allá del dolor los familiares puedan retomar sus vidas para que ellos no se conviertan en nuevas víctimas de los siniestros viales. Lo digo desde la experiencia, porque eso a mí también me pasó, ya que el mismo amor de la gente en la calle o las redes sociales hacia que constantemente reciba mensajes y propuestas que hacían que incluso mientras estaba con mis hijos no los podía disfrutar, porque sólo pensaba en cómo seguir con la causa. Afortunadamente pude ver esa situación, recuperar el equilibrio, y darle a cada momento el valor que realmente tiene, y eso, entre otras cosas, me llevó a poder disfrutar nuevamente de mis hijos. Los integrantes del Movimiento 16 de Agosto somos conscientes de esa situación, por eso mismo entre nosotros nos vamos recordando el hecho de no descuidar nuestros afectos por la causa, de manera que no nos pasemos de rosca”

Puede que muchos no lo tengan presente, pero frente a un hecho tan inesperado y doloroso como la muerte de un familiar querido se desencadenan un montón de circunstancias en donde se necesita que quienes por diversos motivos intervienen no dejen a un lado su humanidad. En ese sentido, Germán explicó que “la interacción con la policía tiene un rol protagónico, pues cuando se recurre a realizar la denuncia en muchos casos la primera sensación que uno tiene es que hay mucha frialdad”.

“Esa situación en parte se debe a que para el familiar se trata de un caso extraordinario, pues está viviendo una de las situaciones más dolorosas y traumáticas de su vida, sin embargo para el policía en muchos casos simplemente se trata de un caso más, que pasa a engrosar la estadística de los muertos por accidentes de tránsito -agregó-. No debería ser así, sin embargo esa situación es más común de lo que uno se imagina, y en ese tipo de cosas nosotros también estamos dispuestos a colaborar para que esa escena no se siga repitiendo. Digo esto porque a mí me tocó vivir esa situación. Recuerdo que el cuerpo de mi hermano ya llevaba tres horas en la ruta, y yo lo único que quería era saber qué más faltaba para que pudiésemos retirar su cuerpo. Y en esos momentos lo que uno necesita es que el personal policial que interviene esté preparado para poder ponerse en el lugar de quien va, aturdido y dolorido por la situación, a formular un reclamos o realizar los trámites pertinentes”.

“A raíz de los siniestros viales hay gente que queda sola, desamparada, sin sostén económico, con angustia, mucha rabia o depresión, y a toda esa gente hay que trata de ayudarla, y para eso es necesario conformar un grupo que esté dispuesto a brindar su tiempo para servir”, de ahí que el Movimiento 16 de Agosto está analizando ahora la manera de organizarse de un modo diferente, para poder transformarse en una Organización No Gubernamental: “Pasar a ser una ONG implicará dedicarle más horas al servicio comunitario, por eso antes de dar ese paso necesitamos charlar más en profundidad entre todos los integrantes de 16 de Agosto para determinar la mejor manera de organizarnos, ya que emprender esta nueva tarea demandará también un mayor esfuerzo, y la mayoría de los integrantes somos padres jóvenes. Por eso queremos tener todo claro desde el principio de manera que podamos organizarnos bien y estar a la altura de este nuevo desafío. Lo que hacemos se trata de una causa noble, que impulsamos de corazón, por eso todos los que sientan acercarse para sumarse, aportar ideas o colaborar son más que bienvenidos”, dijo por último Germán, mientras Mario José y Lucas asentían con sus gestos.

Ellos saben que aún hay mucho camino por recorrer y que también en ese sendero de la ayuda, la asistencia, la educación y el compromiso con la educación vial hay puntos que nos son del todo fáciles de afrontar, como el hecho de comprender e incluso perdonar a quienes la vida puso en el rol de “culpables”.

Todo tiene su tiempo de maduración. Por lo pronto ellos ahora, en honor a “los caídos”, ayudan a que sus familiares y amigos se pongan de pie y sigan camino porque la vida continúa. Saben que el dolor se vuelve nocivo si esa energía se estanca en el corazón, por eso se movilizan y ayudan a generar consciencia, de manera que el calvario que a muchos de ellos les tocó vivir no se vuelva a repetir producto de la falta de educación vial o la imprudencia.

Hoy te presentamos al Movimiento 16 de Agosto, conformado por más de 30 olavarrienses que adhieren activamente a una noble causa que, además de ayudar a educar y prevenir accidentes de tránsito, a nivel mundial permitirá que todos los caídos en moto tengan su día de conmemoración. Y mientras ese objetivo se consigue, ellos suman su valioso aporten a la comunidad, de manera que cada vez sean más lo que aprendan a valorar y honrar la vida, sin tener que pasar por dolorosas y traumáticas experiencias.


(Fotos: Tomás Pagano + facebook de Germán Block  + Movimiento 16 de Agosto)

“Juguetes perdidos” (de Patricio Rey), el himno del Movimiento 16 de Agosto, según afirmó Germán.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sitio del movimiento 16 de Agosto en facebook.

 

 

 

 

Los siguientes videos forman parte de diferentes campañas para ayudar a tomar conciencia y evitar accidentes en moto.

“Reducir la velocidad no te matará”: Campaña australiana orientada a la toma de conciencia sobre el exceso de velocidad de los conductores de motocicletas en recorridos urbanos.

 

“El uso del casco salva vidas”

 

“Manejar no es un juego, abracemos la vida”: Campaña de seguridad vial de Catamarca.

 

“El chasis S.O.S. vos”

 

Está bueno recordarlo: Para circular seguro en moto por la ciudad.

 

Inteligencia vial: La importancia del uso de los elementos de seguridad.

 

Consejos Bridgestone: Seguridad en Moto.

 

Campañas de prevención y concientización (las imágenes se agranda al clickearlas).

 

Inventos que salvan vidas: airbags para motociclistas.

 

 

(Fotos: Tomás Pagano)

Artículos relacionados

1 comentario

  1. german block

    GRACIAS JULIO, GRACIAS TOMAS, POR DIFUNDIR ESTA CAUSA, QUE ES DE TODOS, ME GUSTO EL ENFOQUE QUE LE DIERON, LAS PALABRAS , VAN Y SE GENERO UN IDA Y VUELTA, YA NOS VOLVEREMOS A VER SI DIOS QUIERE, CON LA CAUSA….. MAS AVANZADA…, CAMINANTE, NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR….., Y ASÍ SERA……

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*