Descubrí la fuerza del amor en acción

La fuerza más poderosa que todos podemos gestar para ayudar a dinamizar los cambios que nos permitan vivir en paz y armonía radica en el amor. Un amor que se exprese de manera dinámica, un amor que se traduzca en abrazos y gestos solidarios, un amor que se refleje en actos de compasión, en optimismo, en ganas de compartir nuestros dones y talentos.

No hay fuerza más poderosa que el amor en acción, por eso desde Está Bueno te invitamos a ser parte activa del cambio de conciencia que a todos nos permita sentirnos plenos al recordar que somos “Seres Humanos”.

Las formas de ayudar a que el amor se despliegue son infinitas. Todas las maneras son válidas y muy necesarias, lo importante es animarse a sentir y ser leales al corazón.

Es tiempo de acción: No hay nada más poderoso que la fuerza del amor en acción, por eso les compartimos este video, en donde el protagonista de la historia, pudiendo enojarse y reaccionar, elige abrir sus brazos y dar amor para ayudar a transformar la realidad.  Es tiempo de ser leales al corazón, haciendo que los valores humanos resplandezcan. ¿Te sumás? Hagamos de Olavarría, todos juntos, una ciudad diferente : )

 

“Leales al corazón”

(Por Julio Andrés Pagano) Este mensaje se puede sentir. Fue escrito en medio del caos para expandir la cálida y armónica frecuencia de un nuevo y deslumbrante amanecer, que desde adentro sopla para encumbrar la ardiente llama que enciende en los rostros el brillo, la alegría y el color, y abre paso para que la energía del amor recorra con pasión todas las calles. Seamos leales al corazón. Potenciemos el maravilloso espíritu de este claro despertar, haciendo que los valores humanos resplandezcan.

Ser leales al corazón implica no traicionar lo que sentimos. Es confirmar y honrar con hechos lo que decimos. Es abrirnos y confiar en nuestra sabia voz interior, que sutilmente se expresa por medio de la intuición, y hace que le prestemos atención a las señales que orientan cada uno de nuestros pasos por el camino en donde no se oculta el Sol. Luminosa es la tarea que asumimos realizar, por eso se nos recuerda irradiar bien alto y fuerte, generando entornos de amor y paz.

Para sumarnos y ayudar a embellecer la creciente luz de este nuevo amanecer, no es necesario realizar grandes obras ni ocupar puestos de poder. Sólo basta con Ser cada día más sensibles y humanos, para que los valores que portamos puedan aflorar. La manera más simple y efectiva de hacerlo es sintiendo, pues si nos damos el permiso de sentir, volveremos a ver relucir, entre otros valores, al respeto, la bondad, la solidaridad, la honestidad, la coherencia y la franqueza.

Durante largo tiempo fuimos adormecidos por formas densas de vibrar. Sistemáticamente nos condicionaron a pensar y desear en entornos opresivos, dominados por la culpa, el miedo y el dolor. Ahora el contexto vibratorio está comenzando a cambiar, por eso el corazón se vuelve a activar en la medida en que sentimos, y al alinearnos con nuestra verdadera esencia hacemos latir la compasión, la tolerancia, la empatía, la libertad, la amistad, la humildad y la excelencia.

No más desconexión, no más deshumanización. Que nuestra llama interna relumbre para que podamos perdonar y sanar, aprendiendo a develar las enseñanzas ocultas de lo vivido. Seamos conscientes de que en el golpe por golpe vence la desunión, y se ciega al corazón. Vibremos en unidad. Son los valores humanos los que nos hacen sentir como hermanos, así que hagámoslos brillar. Seamos leales al corazón, para que en este nuevo amanecer la cálida luz del amor reine.

Estas imágenes contienen mensajes que podés leer en blog “De Corazón a Corazón”, de El Popular Medios.

 

 

Ser leales al corazón implica despertar, y despertar no es más que recordar que estamos en la Tierra viviendo una maravillosa experiencia humana que nos permite expresar nuestros dones y talentos.

 

El mundo está llegando a su fin. La buena noticia es que el camino hacia un nuevo mundo comienza en tu interior : )

 

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*