Más humanos

Todos podemos volar abriendo el corazón para sentir : )

Está Bueno no olvidar que un mundo más humano lo hacemos entre todos. ¿De qué manera? Sumando cada día lo mejor de nuestra esencia. Para algunos eso se traducirá en respetar al vecino que piensa diferente, para otros en impulsar campañas solidarias. Habrá quienes sumen su aporte brindándoles contención a los perros de la calle o regando las flores de sus jardines para que luzcan radiantes. En nuestro caso, lo hacemos contándote historias de vida que reflejen caminos de esperanza, mostrándote imágenes de gente que escucha la voz de su corazón, acercándote videos que movilizan el alma y difundiendo todo aquello que toca nuestras fibras más profundas.

Todo lo que hacemos con amor tiene el inmenso valor de trascender cualquier frontera, por eso hoy simplemente te queremos recordar que no dejes de sumar, y que a tu modo sigas humanizando todo a tu paso, porque nos merecemos vivir en un mundo donde reinen las mejores intenciones.

Más allá de toda creencia, ideología o religión, si somos capaces de movernos centrados en el corazón, y compartimos nuestros dones y talentos, estaremos destinados a sonreír por haber tenido el inmenso valor de abrirnos a la frecuencia del amor en la escuela de la vida.

Nuestra propuesta es simple: Seamos cada día más humanos. ¿Te animás? Seguro que sí.

P.D.: Acá te mostramos a varios de los olavarrienses que ya se animaron a sumar : )  

(Fotos: Tomás Pagano + Google)

P.D.: Si prestás atención, verás que siempre la vida te está haciendo un llamado…

Ser Humano

(Por Julio Andrés Pagano) Sin hacer distinciones, por todas las naciones un nuevo llamado luminoso comienza a destellar. Es la invitación a estrenar una rutilante y magistral obra, que con su palpitante gloria convertirá a la Tierra en un majestuoso y vibrante lugar, donde todos podrán amar e interactuar conscientemente. La flamante obra mundial se llama “Ser Humano”, y su puesta en escena es inminente. Sólo se necesita de más gente que la sienta protagonizar.

Necesitamos con urgencia magos, payasos, músicos, pintores, poetas, bailarines, artesanos, humoristas. Gente que sepa reír, que se anime a fluir. Gente que quiera jugar a volar con sus dones y talentos. Gente que comparta su riqueza interna y esté dispuesta a enseñar para seguir aprendiendo. Gente solidaria que se mueva con entereza. Gente que ame la naturaleza, que mire a los ojos y cree entornos de paz. Gente noble, de buen corazón, que confíe en su voz interior y trabaje, con amor, en lo que verdaderamente sienta. Necesitamos gente que se anime a Ser, para embellecer el escenario de la vida.

Olvidamos que sabíamos co-crear e inconscientemente escenificamos una obra de horror que nos permitió experimentar el miedo en sus múltiples facetas, llegando al insensible extremo de creer que nada teníamos que ver con semejante desborde de locura, odio, sangre y sufrimiento. Ahora vamos despertando y podemos reconocer que fuimos partícipes necesarios para consolidar marcos oscuros, asfixiantes y densos.

Aceptar nuestro poder colectivo para materializar implica dejar de suponernos víctimas, para sentirnos responsables de todo lo que manifestamos. ¿Comprendés ahora por qué te llega este llamado a Ser protagonista? No es dinero lo que falta para que la fulgurante obra se estrene. Sólo es necesario abrir bien grande el corazón, cambiar la percepción y confiar en nuestra guía interna, para volvernos más sensibles, conscientes y humanos.

Desde la perspectiva espiritual, todo, sin excepción, constituyó un gran aprendizaje. Este contexto nos permitió experimentar la hostilidad, la desarmonía, la fragmentación, la marginación, el egoísmo, la crueldad, la indiferencia, el desconsuelo y un sinnúmero de sentimientos que surgieron a raíz de haber relegado a la energía femenina, que es la que nos otorga el complemento necesario para alcanzar el equilibrio y vibrar en Unidad.

¿Te gustaría participar en la nueva obra? Sumarse es sencillo. Requiere que seamos conscientes de lo que hacemos y permanezcamos alineados con la pureza de nuestra esencia; sin olvidar que somos espíritus que personificamos una magnífica experiencia humana que nos brinda la oportunidad de plasmar la luz que llevamos dentro.

No hay por qué temer. La clave está en confiar. El entorno es movilizador porque los cimbronazos que presenciamos van destronando las viejas estructuras que por miles de años sirvieron para teatralizar el camino del dolor. Ahora llegó el momento de encarnar una obra más colorida, amorosa y reluciente, en donde seamos conscientes del papel humano a interpretar.

¿Habías notado que si no fuese tan real como parece, si no experimentásemos que el cuerpo nace, se desarrolla, envejece y fallece, lo vivenciado en este plano vibratorio nunca podría ser tan aleccionador? Celebremos lo vivido y sigamos aprendiendo. Es tiempo de dar un nuevo salto evolutivo que nos permita extender las alas y liberar, con maestría, lo más valioso y cristalino de nuestro potencial. Desde el corazón, abramos juntos el telón y demos vida a “Ser Humano”.

P.D.: Disfrutá de “Propongo un cambio”, la canción de Sarmad, un cantautor mexicano/leonés que para muchos es un sanador, ya que sus letras inspiran a que, entre todos, manifestemos una humanidad más sana y consciente, en donde prevalezca la alegría y las ganas de vivir : )

 

P.D.1: Toda dificultad es una oportunidad para ser aún más fuertes y ganar en confianza, por eso es importante no olvidar nuestros sueños y poner todo nuestro empeño para que se hagan realidad, porque así no logremos materializarlos, lo que realmente importa son las enseñanzas que recibimos en el intento por cristalizarlos. 

 

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*