¿Me voy a morir?

Siendo conscientes de que “toda forma de ver es una forma de no ver”, sentimos que Está Bueno ayudar a que quienes le temen a la muerte puedan comprender que esa instancia sólo constituye un paso más en nuestro mágico proceso de evolución, ya que, en la escuela de la vida, constantemente todo se transforma.

En tal sentido, el siguiente video cumple con ese propósito de ayudar a cambiar la perspectiva, de manera que sea el amor, y no el temor, el que guíe nuestro pasos : )

 

P.D.: Acá también te compartimos este texto que encontramos en la web, pero cuyo autor desconocemos… 

En el vientre de una mujer embarazada estaban dos criaturas conversando cuando una le preguntó a la otra:

– ¿Crees en la vida después del nacimiento?

La respuesta fue inmediata:

– Claro que sí.  Algo tiene que haber después del nacimiento. Tal vez estemos aquí principalmente porque precisamos prepararnos para lo que seremos más tarde…

– Bobadas, no hay vida después del nacimiento! ¿Cómo sería esa vida?

– Yo no sé exactamente, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y comamos con la boca.

– Eso es un absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? Es totalmente ridículo! El cordón umbilical es lo que nos alimenta. Yo solamente digo una cosa: la vida después del nacimiento es una hipótesis definitivamente excluida – el cordón umbilical es muy corto.

– En verdad, creo que ciertamente habrá algo. Tal vez sea apenas un poco diferente de lo que estamos habituados a tener aquí.

– Pero nadie vino de allá, nadie volvió después del nacimiento. El parto apenas encierra la vida. Vida que, a final de cuentas, es nada más que una angustia prolongada en esta absoluta oscuridad.

– Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del nacimiento, pero, con certeza, veremos a mamá y ella cuidará de nosotros.

-¿Mamá? ¿Tú crees en la mamá? ¿Y dónde supuestamente ella estaría?

– ¿Dónde? En todo alrededor nuestro! En ella y a través de ella vivimos. Sin ella todo eso no existiría.

– Yo no creo! Yo nunca vi ninguna mamá, lo que comprueba que mamá no existe.

– Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, puedes oírla cantando, o sientes cómo ella acaricia nuestro mundo. ¿Sabes qué? Pienso, entonces, que la vida real solo nos espera y que, ahora, apenas estamos preparándonos para ella…

P.D.1: La lección de las mariposas también tiene un hermoso mensaje que Está Bueno recordar.

 

P.D.2: Otra forma de cambiar la percepción con respecto a lo que implica la muerte viene de la mano de “Bios Incube“.

 

P.D.3: Clickeando sobre la siguiente imagen también podés leer “Celebro tu existencia“, un mensaje que ayuda a ver y sentir la vida de un modo bien diferente : )

Amapola Bermejo. (Fotos: Tomás Pagano)

  

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*