Mil grullas por la paz

Así luce el Monumento a la Bandera, en la ciudad de Rosario, cada 6 de agosto.

Por si aún no te enteraste, te contamos que la Red de Museos Municipales de los Pueblos puso en marcha en Olavarría el proyecto “Mil grullas por la paz”, una iniciativa que busca sensibilizar a la comunidad sobre el concepto de paz y su necesidad para construir un mundo con más oportunidades para todos. ¿Te sumás?

Esta acción nació en la ciudad japonesa de Hiroshima a raíz de la primera bomba atómica utilizada en la Segunda Guerra Mundial (ver más abajo la historia de Sadako Sasaki), y se extiende por el mundo a partir de entonces. En Argentina, desde 1999, cada año el 6 de agosto se realiza en la ciudad de Rosario la acción pública de izar mil grullas por la paz en el Monumento Nacional a la Bandera, y Olavarría estará presente sumando los deseos de paz de todos los que quieran colaborar armando grullas.

La realización de 1.000 grullas tiene su justificación, ya que según expresó la directora de la Red de Museos de los Pueblos, Maribel García, «hay una leyenda japonesa que dice que si uno logra juntar las mil grullas, los deseos se cumplen».

Para quienes quieran ser parte de este mensaje de paz y aún no sepan cómo hacer grullas de papel, les informamos que los fines de semana en cada uno de los museos que integra la Red de Museos Municipales habrá talleres de armado de grullas para que todos puedan participar. También se sumará a la propuesta el Centro Cultural Municipal San José. No hay límite de edad para formar parte de la iniciativa

Cabe destacar que las escuelas que deseen adherirse al proyecto en los pueblos pueden acercarse a los museos municipales, ya que las encargadas de cada uno de los Museos Municipales acompañarán en este proceso de fabricar las grullas de papel, enseñando a todos los que quieran hacerlo, como así también visitando los establecimientos escolares.

Con respecto a nuestra ciudad, Maribel García destacó que «éste es un proyecto que empezó a realizarse bajo el nombre Destino de los Sueños, pero en 2013 se realiza con grullas, inspirado en el cuento «Mil Grullas» de Elsa Bornemann.

Quienes ya sepan cómo hacerlas y quieran sumar sus grullas podrán acercarlas a la oficina de la Red de Museos Municipales de los Pueblos, que funciona en el Museo Dámaso Arce.

Está Bueno formar parte de esta iniciativa que a todos nos ayuda a volvernos más conscientes de que la paz la construimos entre todos, con cada uno de nuestros actos diarios.

Las siguientes imágenes fueron tomadas en la ciudad de Rosario, y forman parte del sitio Mil grullas por la paz.

En este video se puede ver el monumento que fue erigido en honor de Sadako Sasaki, una niña japonesa que fue expuesta a la radiación de la bomba atómica a los 2 años de edad y a los 12 desarrolló leucemia. Con el deseo de vivir, comenzó el Senbazuru, una antigua creencia japonesa de que al realizar mil grullas de papel se cumplen los deseos de quien las realiza. La niña falleció antes de terminar las 1.000 grullas pero se creó una asociación para conseguir los fondos necesarios para erigirle un monumento.

En este otro video se muestra a Sadako y se narra su historia.

Cortometraje Sadako & las Mil Grullas de Papel, basado en una historia real.

Cuento «Mil Grullas», de Elsa Bornemann

¿Por qué el 6 de Agosto?: El 6 de agosto de 1945, durante la II Guerra Mundial, los aliados arrojaron la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. El mando supremo aliado informó que 129.558 personas murieron, fueron heridas o desaparecieron a causa del lanzamiento, y más de 176.987 perdieron sus hogares. La población de Hiroshima en 1940 había sido de 343.698 habitantes. La explosión arrasó más de 10 km2 de terreno, cerca del 60% de la superficie de la ciudad.

Cada año, el 6 de agosto, los japoneses recuerdan a sus muertos honrando sus monumentos con grullas que llevan sus deseos de paz, y gente en todo el mundo se une simbólicamente, bajo el mismo deseo, plegando mil papeles en forma de grullas.

Links relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*