Mini casas que hacen la diferencia

Siempre está bueno difundir las cosas que hacen del mundo un lugar más cálido y humano, por eso queremos presentarte la iniciativa de Elvis Summer, quien con la construcción de mini casas ayuda a que la gente de la calle pueda sentirse mucho mejor, y no tener que pasar las noches a la intemperie.

La iniciativa de este joven estadounidense comenzó a plasmarse a partir de que Elvis sintió ayudar a Irene McGhee (una mujer que llevaba una década sin hogar a raíz de la muerte de su marido) a quien conoció un día en que ella fue a pedirle que le cediera sus residuos reciclables para conseguir algún dinero por ellos.

Dispuesto a ayudarla a cambiar su realidad, Elvis se dirigió a una tienda y compró materiales de construcción. Gastó un total de 500 dólares y una constructora local le regaló el resto de los materiales para que pudiera construir la casa-refugio. A la vivienda le anexó ruedas de manera que cada tres días su dueña pudiese moverla a otro lugar, ya que esa fue la condición que puso el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Motivado por la felicidad de Irene, Elvis inició una campaña para recibir donaciones que hoy le ayudan a seguir construyendo más casas para personas sin techo. Actualmente Elvis está impulsando un plan para construir casas completas, con baño y el resto de comodidades, para aquellos que se ven obligados a dormir en la calle.

 

 

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sitio web.

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*