Para aplaudir

 

¿Quién no jugó alguna vez con maderitas y bolitas dando rienda suelta a la imaginación? Sin embargo, puede que pocos lo hayan hecho de este modo tan creativo, pues para hacer lo complejo de manera tan simple (en apariencia), se requiere de mucha inteligencia.

 

Tags:    

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*