“Tenemos que globalizar el amor”

Haciendo gala de su infinita magia y creatividad, la existencia siempre nos pone en el camino diferentes mensajeros para que sabiamente lleguen al corazón con las palabras que se necesitan escuchar en los tiempos de turbulencia: “Tenemos que globalizar el amor” sostiene el sacerdote colombiano Gabriel Mejía, quien lleva 45 años trabajando incansablemente con los jóvenes, para que encuentren herramientas que los ayuden a trascender el flagelo de las drogas, la violencia, la marginalidad y el desamparo.

“Paciencia, solidaridad y compasión para poder llegar a los niños y los jóvenes” son las claves que pregona Gabriel, para quien el educador tiene que ser ante todo una persona coherente y no olvidar lo que una vez dijo Gabriela Mistral: “Si no amas, no eduques”.

De paso por Olavarría para participar del Congreso de Integración por el Arte, este gran Ser Humano -que logró la rehabilitación de 45.000 jóvenes y a nivel internacional ha recibido varias condecoraciones, entre las cuales se encuentra el premio Reina Sofía de España- tuvo la amabilidad de dialogar con Está Bueno, para compartirnos su clara visión de vida. Te invitamos a disfrutar de su hermoso mensaje : )

 

Siendo miembro de la Comunidad Claretiana, sus ganas de ayudar a los más jóvenes lo llevaron a fundar una comunidad terapéutica denominada Fundación Hogares Claret, cuyo modelo terapéutico incluye en todos sus programas la Meditación Transcendental, Pedagogía Scout y Espiritualidad; tres pilares fundamentales para crear un escenario de integralidad, en el que no sólo se rescata el ser, sino su estructura de valores y sentido de vida.

Clickeando sobre la imagen se accede al sitio de la Fundación Hogares Claret

Gabriel Mejía es un hombre apasionado y cuando se expresa lo hace con todo el cuerpo. Mirá cómo “habla” con sus manos : )

 

El sitio de la Fundación en facebook

Por si te quedaste con ganas de seguirlo disfrutando, acá te dejamos algunos de los videos que pueden encontrarse en youtube

 

 

 

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*