¿Tenés ganas de ayudar?

Descubrí los beneficios del voluntariado.

Está en marcha una inmensa revolución de amor, profundamente humana, movilizadora, y en muchos casos silenciosa, de la que millones de personas en todo el mundo comenzaron a disfrutar cuando se dieron cuenta de que podían ser útiles y sentirse plenos ayudando a los demás, al involucrarse en causas justas y nobles. Por eso hoy te queremos hablar sobre lo que implica el voluntariado, y cómo podemos hacer para dar los primeros, de manera que nuestras acciones hagan la diferencia no sólo en nuestras vidas, sino en la vida de los demás. Está es una invitación a servir con el corazón abierto.

Esa gran revolución que te mencionamos cuenta cada día con más y más militantes en todos los rincones del mundo. Olavarría no es ajena a esa gran causa de amor, que es motivo de alegría y enorme satisfacción para todos los que tomamos consciencia de que en la medida en que colaboramos con los demás nos damos la posibilidad de seguir creciendo como seres humanos; porque, entre otras cosas, ayudando nos ayudamos a ganar en sensibilidad, empatía, autoestima y también fomentamos el altruismo, el compromiso, la paz interior y la armonía.

El voluntariado también brinda otros beneficios, como el permitirnos trabajar en equipo, conocer gente que está en la misma sintonía y nos faculta para potenciar el desarrollo de los valores humanos. Además nos ayuda a sentirnos útiles y también nos permite darnos cuenta de que realmente podemos ser parte activa del cambio y nos hace sentir que en la vida de muchos podemos hacer una diferencia positiva, bien significativa

En líneas generales se define al voluntario como “aquella persona cuyo carácter altruista y solidario, lo lleva a comprometerse, por iniciativa propia y de manera desinteresada (en el sentido de que es un acto sin finalidad lucrativa) en una acción organizada al servicio de la comunidad”.

Hay muchísimas formas de sumar y colaborar, tanto en contextos formales como de manera informal, pero para poder dar lo mejor de nosotros y realmente disfrutar del tiempo libre que disponemos ayudando a otros, primero tenemos que definir con qué resuena más nuestro corazón, ya que en esas áreas seguramente seremos aún mucho más efectivos colaborando. 

Si todavía no tenemos determinado en qué área nos gustaría sumar nuestro aporte, lo mejor es tomar un lápiz, un papel y comenzar con el punteo de lo que más nos moviliza: ¿Te gusta ayudar a los animales abandonados? ¿Te apasiona colaborar con la gente mayor? ¿Sentís que en los comedores barriales, las salas periféricas o en las guarderías es donde tu presencia podría hacer la diferencia?

Al principio, en la medida en que repasamos mentalmente los lugares en donde podríamos ayudar, son muchas las áreas de acción que aparecen. Sin embargo, en la medida en que vamos sintiendo qué cosas son las que verdaderamente nos hacen vibrar mejor, la lista poco a poco se depura.

Nuestro grado de afinidad o interés puede pasar por la ecología, la economía social, la gente en situación de calle, la ayuda al suicida, la prevención de adicciones, el maltrato infantil, los enfermos terminales, la gente privada de su libertad… En fin, la cuestión es primero determinar hacia dónde nos queremos orientar. Y una vez hecho eso, el segundo paso está en pedirle al universo que, dentro de lo que elegimos, nos haga llegar las oportunidades que estén más en sintonía con nuestras ganas de ayudar.

En el caso de que no creas en que el universo siempre provee, también podés buscar en internet por medio de las ONGs, las fundaciones, asociaciones de ayuda y los proyectos solidarios (tales como “Plato lleno”, “Heladera  solidaria”, “Café pendiente”, “La tienda de la calle” etc). A la hora de buscar no te olvides que también existe el voluntariado empresarial, el voluntariado escolar,  el voluntariado juvenil y el universitario, entre tantos otros. Si ves que los links que te aparecen no te resultan de gran interés, también podés probar poniendo en los buscadores frases tales como “tipos de voluntariado” o “quiero ser voluntario”.

Otra buena sugerencia es que prestes atención a lo que falta en tu barrio o zona de influencia, ya que no importa la manera en que lo hagamos. Lo que verdaderamente importa es que tengamos la clara intención de colaborar y marcar la diferencia en la realidad de otras personas.

Una vez que hayamos dado esos primeros pasos, luego será la vida misma la que nos invitará a ir por más, pero primero necesitamos mostrarnos predispuesto a servir y ser parte de esta gran revolución de amor que ya está en marcha.

Dicen que “las grandes oportunidades para ayudar a los demás raramente vienen, pero las pequeñas nos rodean todos los días”. Por eso, en principio, lo importante es permanecer bien atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Una gran fuente de oportunidades es el diario El Popular, dado que constantemente se publican pedidos de ayuda o colaboraciones. Ayer, por ejemplo, una de sus principales noticias, el diario destacó que IDEOnecesita del apoyo de toda la comunidad para seguir funcionando“. Ahí hay una clara posibilidad de acercarse a sumar (ver la noticia).

Las redes sociales también constituyen una fuente inagotable de oportunidades, porque cada vez son más las personas que no dudan en pedir apoyo mediante esta vía.

Por ahora Olavarría no cuenta con un sitio web bien actualizado que agrupe todas las posibles maneras de ayudar. Por esto estaría bueno que la Municipalidad cree un mapa local solidario, de manera que todos los que tengan ganas de ayudar o ser voluntarios sepan cómo, cuándo y dónde pueden hacerlo (más abajo podés ver algunos ejemplos sobre cómo son los mapas solidarios).

Por nuestra parte, como sentimos que Está Bueno ayudar, y también está muy bueno que nos demos el permiso interno de probar la capacidad de amar que todos tenemos como seres humanos, en próximas publicaciones te iremos contando de qué manera podés ejercer el voluntariado en Olavarría.

P.D.: Mientras tanto, debajo de esta galería de imágenes, te dejamos una serie de links y videos para que veas cómo millones de personas ya disfrutan y son felices ayudando : )

(Fotos: Google)

 

P.D.1: Incluiter” está creando el mapa solidario de Argentina.

Clickeando sobre la imagen se accede al sito “Incluitter”.

Clickeando sobre la imagen se accede al sito.

 

P.D.2: En lo que respecta al voluntariado empresarial, la Fundación Loma Negra es un buen ejemplo sobre lo que se puede hacer.

Clickeando sobre la imagen se accede al sito de la Fundación Loma Negra.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito de “Cáritas Argentina”.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito “Mundo voluntario”.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sitio de la “Fundación Sí”.

P.D.3: En el voluntariado, por poquito que se haga, todo suma. Por eso la Cruz Roja te alienta a que así como sucede con el “efecto mariposa”, entre todos impulsemos el “efecto voluntariado”.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito “Voluntarios sin fronteras”.

P.D.4: Cuando todos dejemos de mirarnos el ombligo aprenderemos que compartiendo todo es mucho más fácil. Así lo refleja la campaña de Caritas “Cucharas largas”, basada en una antigua historia que habla sobre la importancia de ayudar a los demás para de ese modo también poder ayudarnos a nosotros mismos.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito “Voluntarios en el mundo”.

 

Clickeando sobre la imagen se accede al sito “Quiero ayudar”

 

Tags:     ,

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. MIRTAESTER ORTELLI

    ya se hacerlo pero en estos texto no lo puedo hacer y me quedo con bronca por no poder leer lo que me interesa creo que somos muchos los que nos pasa lo mismo es una lastima.aparte el color de la tinta ilegible tan clarito

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*