Un ángel que pinta estrellas amarillas

Escucharlo emociona. Verlo pintar moviliza. Le tocó atravesar una de las experiencias de vida más duras y dolorosas que un padre puede llegar a vivir, sin embargo fue capaz de ponerse de pie y ayudar a generar conciencia. Gustavo Javier Spaltro pinta estrellas amarillas. No sólo lo hace para homenajear a las víctimas de siniestros viales, también quiere que el calvario que le tocó pasar no se vuelva a repetir jamás. Su historia tiene detalles que llaman la atención, y ponen de manifiesto que se trata de un hombre de buen corazón, que no busca revancha; él se abre a la posibilidad de que en la vida todo suceda para aportarnos nuevas enseñanzas que nos permitan ser mejores seres humanos, si somos capaces de develar las enseñanzas ocultas de lo que nos toca vivir y aprendemos a servir poniendo amor en lo que hacemos.

(Fotos: Tomás Pagano + facilitadas por Gustavo Spaltro)

P.D.: la nota completa puede verse clickeando aquí.

Tags:     ,

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*