Una cálida manera de ayudar

Al igual que en Puerto Madryn, muchas son las ciudades que en Argentina impulsan esta movida solidaria

«Café Pendiente» es una iniciativa que invita a realizar una acción solidaria, sin fines de lucro, basada en la confianza. Consiste en pagar anticipadamente un café a alguien que no tiene recursos para comprar una taza de café caliente. Esta costumbre se inició en Nápoles (Italia) y ya está funcionando con éxito en diferentes ciudades de Chile, Uruguay, México, Guatemala, España y también de Argentina. ¿Habrá en Olavarría gente con ganas de impulsarla? Seguí leyendo que te contamos cómo hay que hacer para poder implementar esta forma sensible de ayudar, y también te mostramos que esta nueva cultura de lo «pendiente» afortunadamente también se está extendiendo a pizzerías, librerías y jugueterías, de manera que más personas ayuden a quienes por diversas circunstancias están pasando por momentos difíciles y necesitan que alguien les dé una mano amigable.

«Café Pendiente» es una iniciativa de índole civil. No se trata de una cooperativa, ONG, ni fundación, es un proyecto solidario basado en la confianza. Puede participar de esta propuesta todo local gastronómico (cafetería, restaurante, bar, etc.) que sirva café y cualquier persona que pueda y quiera abonar un café, que quedará pendiente o en espera hasta que llegue alguien que no pueda pagarlo y lo solicite. Para que la gente pueda saber quiénes participan, cada local contará con el logo de “Café Pendiente” y tendrá un pizarrón con los cafés ya pagos apuntados, de manera que quien ingrese sepa cuántos hay. Por otra parte, cada establecimiento exhibirá un pequeño afiche tamaño A4 (21 x 29.7 cms.) con la información necesaria para que todos sepan en qué consiste la propuesta.

En nuestro país el «Café Pendiente» no sólo sumó a Buenos Aires, esta modalidad ya se extendió a distintas ciudades del país, como por ejemplo Mar del Plata (donde hay más de 40 locales adheridos), Necochea, Tandil, San Luis, La Plata, Paraná, RosarioPuerto Madryn, Junín, Corrientes, Santiago del Estero, Neuquén, Santa Rosa, Alta Gracia y Salta. En el caso de la capital salteña, el Ejecutivo Municipal lo apoya a través de una resolución del Concejo Deliberante que destaca «el gesto generoso, sencillo y de bajo costo, que invita a todos los que deseen tener una actitud solidaria».

Este proyecto solidario se implementa en diferentes partes del mundo con distintas variantes. Hay lugares en donde el «café pendiente» tiene un precio más accesible, de manera que más personas colaboren. Hay sitios en donde las personas dejan pago medio café y la otra mitad de su costo la asume el propietario del local. También hay ciudades en donde los cafés pendientes se sirven en un determinado horario o se van anotando y luego ese importe es donado a instituciones benéficas en el caso que nadie reclame los cafés. La idea es ayudar, consensuando un modo en el que estén de acuerdo todos los que participen de esta iniciativa.

¿Cómo dar el primer paso? Quienes resuenen en Olavarría con esta propuesta, el primer paso a dar es realizar una invitación abierta (que bien puede hacerse pública a través de ESTA BUENO y EL POPULAR) a todo local gastronómico que quiera sumarse a este proyecto. Los que impulsen la convocatoria deberán fijar un lugar de reunión, dejar un teléfono y crear una cuenta de mail, como por ejemplo cafependienteolavarria@hotmail.com, y una vez que se genere ese primer encuentro, entre quienes asistan se verá cómo será la mejor forma de implementar «Café Pendiente» en nuestra ciudad.

El siguiente paso es crear un sitio en internet, que puede ser vía facebook o una web, en donde figuren todos los bares y cafeterías de nuestra ciudad que participen de esta movida solidaria, para que todos sepan a dónde pueden acudir cuando además de tener ganas de tomar un café sientan deseos de ayudar. Todo el material necesario para la difusión (como por ejemplo el diseño de los logos y demás herramientas de comunicación) es provisto solidariamente por quienes ya están impulsando esta iniciativa. Acá dejamos el link del Café Pendiente de Chile, para que vean un ejemplo de cómo quienes ya lo están haciendo ayudan a quienes quieren arrancar.

Esperamos que esta idea que en su momento llevó a que los obreros de Nápoles cuando tenían algo que celebrar compraran dos o más “Caffè Sospeso”, para que otros que no lo podían pagar también participaran del festejo, se propague también en nuestra ciudad, ya que esta es una forma más de abrir el corazón para ayudar a humanizar y entre todos crear una sociedad diferente.

Acá te dejamos algunos videos ilustrativos, junto a varias imágenes para que puedas ver cómo lo están haciendo en otras ciudades, y más abajo podés encontrar que, afortunadamente, lo «pendiente» se está extendiendo a otros rubros y actividades : )

 

 

 

En esta galería de imágenes podés ver las diferentes maneras en que se promociona el «Café Pendiente»

 

Clikeando sobre las imágenes se puede entrar a conocer las diferentes variantes que el café pendiente ofrece en otros países 

En lo que respecta a ayudar a través del café, además del «Café Pendiente» también se está implementando el «Café Solidario». Acá te dejamos algunas imágenes y luego también dos videos que muestran que lo que podemos dejar «pendiente» también puede extenderse a platos de comida, juegues, libros, etc., tal como sucede en Francia y en la cercana ciudad de Mar del Plata.

 

 

 

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Paola

    HOLA ME ENCANTARÍA PARTICIPAR DE ESTE PROYECTO. SI YA TIENEN ARMADO ALGO CON ALGÚN BAR LES PIDO ME CONTACTEN O CUENTEN CONMIGO . GRACIAS

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*