Una hoja fuera de lo común

Motivado por la necesidad de la NASA de generar nuevas maneras de producir oxígeno para viajes espaciales de larga distancia, un joven graduado de Royal College of Art creó la primera hoja sintética que convierte agua y luz en oxígeno, y al mismo tiempo es capaz de vivir en ambientes con gravedad cero.

La hoja creada por Julian Melchiorri está hecha a partir de proteínas de seda, y dado que posee la capacidad de realizar fotosíntesis, se estima que su uso podría ser tan amplio que podría emplearse en naves espaciales, así como en múltiples estructuras arquitectónicas para complementar los sistemas de ventilación y permitir la creación de más oxígeno que el que se consume. Estas hojas utilizan una mínima cantidad de agua y muy poca luz para realizar la fotosíntesis.

(Fotos: sitio de Julian Melchiorri)

 

Tags:    

Artículos relacionados

Tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

*