Arte con amor y magia

Si a la hora de crear podemos jugar, y si en ese juego hay amor, la vida se llena de color y se despliega el bello encanto de la magia. La artista canadiense Ruth Oosterman tiene la capacidad de crear desde el amor, porque juega junto a su hija Eve a pintar mágicas obras de arte mientras se divierten estando juntas.

¿Querés saber cómo consiguen tan hermosos cuadros este dúo tan creativo? Eve (que ahora tiene tres años) utiliza un rotulador para hacer garabatos cuando la hoja de papel está en blanco, y luego Ruth añade pintura para acabar la obra.

“Intento trabajar rápidamente para que la imaginación se enraíce en la pintura, no quiero tomarlo en serio, de esa forma puedo resaltar la contribución de Eve sin que resulte demasiado adulto,” escribió Oosterman en su sitio de facebook. Y también destacó: «Me parece una bendición que mi hija me recuerde una vez más lo que es pintar como un niño permitiéndome mirar a través de sus ojos”.

No hace falta decir nada más. Mejor es verlas en acción, porque las obras que crean juntas son actos mágicos en donde el amor se expresa de manera colorida. Acá te dejamos algunas obras : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*