CÓMO CULTIVAR HERMOSAS ORQUÍDEAS EN CASA

CÓMO CULTIVAR HERMOSAS ORQUÍDEAS EN CASA

¿Amas la naturaleza? ¿Está particularmente interesado en las orquídeas? ¿Tienes la paciencia de esperar un año a que florezca una planta? Cultivar orquídeas es más fácil de lo que piensas. Lea nuestra función especial y únase a nosotros. Sea orquidista.

Los 10 mejores consejos para el cultivo de orquídeas

1. La gran mayoría de las orquídeas brasileñas son epífitas

Las orquídeas epífitas crecen adheridas a los árboles sin, sin embargo, robarles ningún nutriente. Las raíces solo se utilizan para unir la planta al tallo de los árboles.

2. No recolecte ni adquiera plantas de los bosques.

Las orquídeas ya estaban bastante degradadas por los codiciosos leñadores y coleccionistas. Trate de adquirirlos de empresas que produzcan plántulas o de orquidistas que tengan plantas disponibles. 

3. Elija especies de orquídeas adaptadas a su región

Como las orquídeas solo florecen una o dos veces al año, es interesante tener varias especies diferentes (cuyo ciclo de floración también suele ser diferente). Esto aumenta las posibilidades de tener siempre alguna planta con flores. Al elegir qué cultivar, dé preferencia a las especies de orquídeas que crecen en su región.

Vea también:

  • 7 flores que ahuyentan las plagas en el jardín
  • Cómo plantar uvas y tener una cosecha abundante
  • Cómo plantar albaricoque y tener una cosecha abundante
  • Aprenda a cultivar deliciosas cerezas fácilmente

4. Riego de orquídeas

Mantenga el jarrón húmedo, nunca empapado. Es más fácil matar una orquídea por exceso que por falta de agua. No coloque un plato pequeño de agua debajo de la olla, ya que las raíces pueden pudrirse. Riegue abundantemente dos o tres veces por semana, dejando que el agua se escurra por completo. En otros días, simplemente rocíe las hojas temprano en la mañana o al final de la tarde, cuando la planta no está al sol.

5. Brillo ambiental

Instale sus plantas donde puedan bañarse al sol por la mañana (hasta las 9 a. M.) O al final de la tarde (después de las 4 p. M.). Si la planta no recibe el sol, no florecerá. Las orquídeas también se pueden adherir al tronco de los árboles, siempre que no tengan una sombra muy densa, como los árboles de mango. El problema es que, cuando florecen, no se pueden llevar al interior. De hecho, se recomienda mantener los vasos, en la medida de lo posible, en la misma posición y ubicación.

6. Ventilación de la habitación

Las orquídeas necesitan aire fresco. Sin embargo, evite una ventilación fuerte, que puede volcar las macetas y dañar sus plantas.

7. Fertilización de orquídeas

Use uno de esos fertilizantes foliares (líquidos) que se encuentran en la sección de jardinería de todos los supermercados. Agregue unas gotas al agua que se vaporizará, si usa rociadores pequeños. Intenta mojar la parte inferior de las hojas de tu orquídea en particular, ya que aquí es donde se encuentran los estomas, que absorben agua y nutrientes.

8. Plagas y enfermedades de las orquídeas

Si las plantas se cultivan adecuadamente, serán más resistentes a plagas y enfermedades. Si no hay exceso de humedad, por ejemplo, es poco probable que los hongos ataquen. De todos modos, ten cuidado. Uno de los grandes enemigos del cultivo de orquídeas son las cochinillas. Estos pequeños organismos chupan la savia de la planta y pueden matarla si no se controlan. Aquellos que tienen pocas plantas pueden recogerlas, una por una, antes de que se propaguen. En el caso de una colección más grande, será necesario recurrir a defensivos. Prefiera fórmulas naturales, ya que los productos químicos industrializados suelen ser tan dañinos para las plantas como para quienes las cultivan. Se recomienda consultar a una persona que tenga experiencia con productos naturales.

9. Escriba el nombre de la especie de su orquídea en una etiqueta.

También es interesante asignarle un código (numérico o alfanumérico, según se desee), para facilitar la identificación en el caso de una colección mediana o grande. Un desafío al que se enfrentan los orquídeas es memorizar los nombres de sus plantas, casi todas en latín o latinizado; las orquídeas rara vez tienen nombres populares. Pero esto resulta ser un excelente ejercicio de memoria. También desarrolle el hábito de anotar la fecha de floración de cada planta. Si no vuelve a florecer a la misma hora el próximo año, esto podría ser una señal de advertencia: tal vez tenga un problema. Luego examine las condiciones de riego, iluminación, ventilación, etc.

10. Asiste a una asociación de orquídeas.

Es el lugar más adecuado para intercambiar ideas, despejar dudas sobre el cultivo de orquídeas y, además, hacer nuevas amistades. Intente aprovechar la socialización con los orquidistas más experimentados. En la gran mayoría, les encanta compartir sus conocimientos (conocimientos que, por cierto, siempre serán incompletos, porque, cuando se trata de orquídeas, todo el mundo tiene algo que aprender para siempre).