Conocé a Francesco

Francesco Pupillo es un joven estudiante italiano que desde hace nueve meses está en Olavarría viviendo una experiencia de intercambio, promovida por el Rotary, que lo hace sentirse plenamente feliz, ya que no sólo hizo nuevos amigos con quienes la pasa bárbaro, sino también está disfrutando de su gran pasión: el cine. La semana pasada presentó en el auditorio de la Facultad de Ingeniería un cortometraje que él escribió y dirigió, con la particularidad de que fue doblado al español por sus compañeros del Colegio Nuevas Lenguas. Te invitamos a conocer a este talentoso muchacho que, además de perfilarse como un gran director de cine, por sobre todas las cosas es una excelente persona. Conocé a Francesco.

Nos acercamos hasta el Colegio Nuevas Lenguas, situado General Paz 3244, respondiendo al llamado de la profesora de inglés Adriana Nordin, quien quería que más personas conociesen a quien ella prácticamente siente como si fuese su hijo, por el cariño y el aprecio que le tomó durante todos estos meses de intercambio. Lo fueron a buscar hasta el salón y de pronto estuvimos frente a un muchacho flaco, alto y espigado, que ante las primeras palabras que intercambiamos esbozó una tímida sonrisa que preanunciaba su carácter bonachón.

Fuimos hasta un lugar del colegio más tranquilo para charlar, y lo primero que nos llamó la atención fue que Francesco nos cebó mate, muy ricos por cierto. Antes de que nos detallara lo del cortometraje, quisimos que nos contara algunas cosas sobre él: «Yo soy de Cerdeña (Italia), y soy hincha de Cágliari. Siempre lo llevo en el corazón, durante estos meses lo he seguido por internet, aunque este fue un año medio malo para el Cágliari porque descendió, pero yo siempre lo seguí y lo voy a seguir».

Su núcleo íntimo está compuesto por su madre Cristina, que es azafata, su padre, Giuseppe, que tiene una casa de repuestos para coches y Chiara, su hermana de 14 años que es estudiante. También es parte de su familia una perrita Dálmata que seguramente lo extraña, y mucho, al igual que el resto de su familia. A Francesco no le fue difícil adaptarse, ya que nos contó que «los italianos compartimos muchas cosas en común con los argentinos, como el gusto por las pastas y la necesidad de estar en familia. Los horarios de las comidas también son similares y a diferencia de otros chicos de intercambio que se veían sorprendidos de que acá se los recibiera con un beso, a mí eso me gustaba, ya que yo saludo con dos besos».

También destacó que en Olavarría los chicos «son fiesteros, mucho más que nosotros en Italia» y también son «cariñosos». Cuando le preguntamos qué es lo que para él está bueno en la vida, fue bien claro y preciso: «Para mí lo que está bueno en la vida es el descubrir. Creo eso, creo que lo importante en la vida es animarse a descubrir porque nos dieron un mundo en el cual es posible descubrir cada día algo más. Con esto del intercambio tuve la suerte de viajar mucho por Argentina, tanto con los viajes que programó el Rotary como con las tres familias de Olavarría. Fui desde Ushuaia hasta Salta y Jujuy, y ví muchísimos paisajes diferentes, muchísima gente diferente. Todo fue un descubrimiento para mí. La vida cada día es una sucesión de cambios, por eso hay que aceptarlos y seguir mejorando y descubriendo«.

Si hablamos de qué club se hizo hincha estando en Argentina, la cosa se complica un poco, ya que Francesco estuvo viviendo con tres familias diferentes (las familias Cortina, Windischbauer y Mengochea). «Mira, yo llegué y mi primer familia era de Independiente, la segunda era de Estudiantes de La Plata y la tercera de Boca, así que simpaticé con los tres equipos», dijo sonriendo.

Mientras estábamos conversando aparecieron los compañeros que lo ayudaron a realizar el doblaje del cortometraje que Francesco había realizado en Italia, así que aprovechamos para pedirles que nos describan cómo es Francesco para ellos. Si bien lo reconocen como «exigente en su rol de director», para los chicos fue una muy buena experiencia, porque les permitió pasar más tiempo juntos y eso los unió aún más. Destacaron que lo consideran un «muy buen compañero», y una «muy linda persona» y sobre todo «muy honesta y sincera». «Se nota que todo lo que se propone lo cumple» sostuvo una de las chicas, mientras todos entre bromas decían que «estaría bueno que a quienes hicimos el doblaje nos lleve a conocer su ciudad». A todos les llamó la atención «lo rápido que Francesco se encariñó con todos, y también lo rápido que se incorporó al grupo y lo rápido que todos nos encariñamos con él, porque es muy cálido, fue como si fuésemos amigos de toda la vida y sólo pasó menos de un año», sostuvieron.

Un par de meses después de su llegada, Francesco empezó el proyecto que tenía en mente hace tiempo: doblar su cortometraje «As de Sangre» al español. Presentó su idea a los compañeros del salón, y debido al empeño y las ganas que manifestó en la tarea, tanto Adriana Nordin como Juan Pablo Arouxet decidieron apoyarlos, de manera que todos sintiesen que lo que harían merecía el apoyo de todo el Colegio Nuevas Lenguas.

Para Adriana, Francesco «es un buen ejemplo de que si uno se lo propone lo puede hacer, porque él ahorró para comprar su cámara y se quedó todo una noche despierto para terminar lo antes posible el guión».

«No se necesita ser un gran productor o un gran cineasta para hacer un producto cómo este», destacó Francesco en relación a su última producción «As de Sangre». «Se necesitan principalmente ganas, entusiasmo y constancia, ya que en mi experiencia ví que además de querer hacerlo uno tiene que mantenerse firme y constante hasta poder lograrlo. Para mí fue una experiencia única, no sólo por traducir mi película al español y hoy poder estar trabajando dentro del colegio con la traducción para subtitularla en inglés, sino también por poder presentarla a los chicos de mi edad y al público olavarriense en general, para de este modo demostrar que hasta los sueños de más difícil concreción, si no los abandonás, son posibles. Y todo gracias al apoyo recibido por Adriana y Juan Pablo, del Colegio Nuevas Lenguas, así como a mis maravillosas familias anfitrionas y mis amigos”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=EnFD0wc6O9k[/youtube]

 

Cortometraje: El doblaje del cortometraje «As de Sangre» fue completado en el mes de mayo, después de cuatro días de grabación y dos semanas de dura edición. Su estreno en Olavarría fue el 10 de junio, en el auditorio de la Facultad de Ingeniería. La película tiene una duración de 18 minutos y está ambientada casi enteramente de noche en su ciudad natal, Cágliari, capital de la Isla de Cerdeña (Italia). No te contamos de qué se trata la historia para que tengas aún más ganas de ver este cortometraje, de género noir/triller, que fue producido en 2014 por Francesco, junto con un grupo de amigos italianos.

Te invitamos a disfrutar del cortometraje, no sin antes destacar que, por orden de aparición en el corto, las voces del doblaje pertenece a los olavarrienses Lucas Oliveto, Renata Penacchioni, Manuel Cortina, Cielo Casilli, Emilia Barbuzza, Gricel Gudiño, Erik Hoxmark, Luisina Santiñaque, Franceso Pupillo y Joaquín Cañizo.

(Fotos: Tomás Pagano + las aportadas por Francesco)

Esta es la versión italiana del corto que se presentó en la Facultad de Ingeniería

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=l4x5Znf9LVQ[/youtube]

 

Acá se puede ver cómo es Cágliari, la ciudad donde vive Francesco

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=2U3qr2tDaDQ[/youtube]

 

Este es el canal de youtube en donde Francesco sube los video que va realizando con su productora Trash Productions

Mediante este link podés conocer un poco más sobre el club que ama : )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*