Es tiempo de que todos lo sepan. En Olavarría, en la calle Vélez Sarsfield 3028 (entre España y Lamadrid) existe un fantástico umbral que si se traspasa conduce a una nueva dimensión, en donde reina la luz del corazón y el amor es la única bandera. Allí no existen las divisiones ni se construyen fronteras, sólo hay ganas verdaderas de servir para ayudar a enraizar en el mundo de las formas una conciencia más fraternal, cálida y sensible, que a todos les permita sentirse amados, respetados e integrados, viviendo una cultura de unidad.

(Fotos: Tomás Pagano)

P.D.: la nota completa puede verse clickeando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*