Feliz viaje de retorno

Feliz viaje de retorno

(Por Julio Andrés Pagano) Desde adentro, desde el centro, desde el punto más brillante, cálido y cristalino en el que todos nos volveremos a encontrar, traigo el ancestral recuerdo que nos impulsó a viajar para dejar en la Tierra la simiente de una nueva humanidad que será recordada por plasmar la voluntad de equilibrarse y religarse en la frecuencia del amor. Confiá. Cuando más y más luz se genera más caos y confusión impera, porque queda bien al descubierto lo que todavía necesitamos ver, reconocer, integrar, sanar y trascender para Ser en Unidad. Feliz viaje de retorno.

Nadie llora ni se asusta cuando las hojas empiezan a caer, porque se sabe que en su constante proceso de renacer el árbol volverá a reverdecer y brindará sus mejores frutos. Su naturaleza interna le recuerda que la vida se mueve en ciclos, y que cada etapa siempre tiene algo noble que enseñar. Es momento de darnos el permiso de aceptar y fluir con todo lo que acontezca. Es ahora en donde más hay que abrir el corazón para sentir la majestuosidad de este momento planetario.

Estamos vivenciando el maravilloso proceso alquímico que nos lleva a abrirnos, sentirnos y volver a reunirnos, para juntos embellecer el jardín de la existencia floreciendo. Por eso, así como los árboles hunden sus raíces para encontrar en la parte oscura su versión más luminosa, la vida nos predispone a dejar de culpar, maldecir y criticar, para descubrir en nuestro interior la desarmonía exterior que proyectamos, pues eso es lo que aún nos falta pulir para que nuestro corazón refulja.

La solución está dentro de nosotros. No es con muros, armas, leyes ni guerras que la paz volverá a reinar. El equilibrio y la calma se restaurarán ni bien conscientemente abracemos a nuestras zonas oscuras, ya que si podemos ver y reconocer que lo que insultamos de los otros es algo tan propio que cuando lo vemos fuera nos hace explotar, seremos capaces de sanar e iluminar al comprender lo que aún nos falta integrar. Oscuridad no es maldad, sólo es inconsciencia. Tu corazón lo sabe.

Desde adentro, desde el centro, desde el punto más brillante, cálido y cristalino en el que todos nuevamente nos volveremos a encontrar, te susurro que hace eones estuvimos muy unidos, luego nos fragmentamos, aceptamos el velo del olvido y salimos a explorar. Ahora la Tierra recibe un intenso torrente de energía cristalina porque es tiempo de despertar, recordar, sanar y amar, para retornar al Hogar y fusionarnos en la sabia y bella luz de todo lo aprendido. Feliz viaje de retorno.

P.D.: Moviendo la línea blanca se pueden ver ambas imágenes : )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*