Inventaron un árbol eólico

Jérôme Michaud-Larivière es el creador de este novedoso invento

Cada día van surgiendo nuevas iniciativas que merecen difundirse en materia de inventos que ayudan a cuidar el medio ambiente, tal es el caso del árbol eólico que podría satisfacer las necesidades de una vivienda con cuatro personas que no tuvieran un consumo eficiente. Tres años de investigación han sido necesarios para que un equipo de ingenieros franceses diseñen su interpretación de la energía eólica para las ciudades. El árbol del viento tiene casi 8 metros de altura, y sus ramas adornan la ciudad de Pleumeur-Bodou en Bretaña, en el noroeste de Francia.

La francesa NewWind, cuyo creador es Jérôme Michaud-Larivière, ha desarrollado un sistema de producción de electricidad en forma de árbol en el que las hojas operan como mini-turbinas eólicas. El proyecto ha sido construir un árbol de tamaño que capte hasta la más mínima brisa. En las ramas del árbol hay unas turbinas pequeñas que recogen cualquier brisa y la convierten en energía.

Este árbol, que puede producir el doble de electricidad que una turbina convencional, utiliza pequeñas hojas cuya disposición les hace producir energía sin tener en cuenta la dirección del viento. Generan energía a partir de velocidades de viento de alrededor de 2 metros por segundo. Todo en completo silencio, una ventaja gran ventaja para la ciudad, ya que las otras tecnología de turbinas de viento puede ser muy ruidosas y no aptas para las zonas urbanas.

Por ello, este tipo de turbinas son menos molestas que otros diseños y podría ser utilizada en muchos lugares como jardines, plazas, parques y centros comerciales. Las unidades, que posiblemente se comenzarán a comercializar a partir del año que viene, costarán alrededor de 29.000 euros y pueden ser conectadas entre sí. De lejos pueden parecer esculturas, los árboles del viento podrían ser usados como arte callejero que también da vida a las ciudades.

El árbol eólico, equipado con un centenar de hojas de plástico verde dependientes de un tronco de acero, pretende aprovechar la mínima corriente de aire en las ciudades para generar energía.

Este video, si bien está en francés, bien sirve para ver en funcionamiento este invento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*