septiembre 30, 2022
Las 10 cosas que solo saben los que vivían en el campo

Las 10 cosas que solo saben los que vivían en el campo

Las 10 cosas que solo saben los que vivían en el campo; ¿Cuál de estos extrañas más? ¡Dinos! Sin duda, cualquier persona que haya vivido o tenga el privilegio de vivir en el campo sabe que es una experiencia única, capaz de marcar todas las etapas de la vida de una manera especial e influir en nuestro estilo de vida e incluso en el nuestro.

Eso es porque la vida en el campo es muy diferente a la ciudad. Aunque existen algunas dificultades relacionadas con el acceso a la locomoción, lo cierto es que vivir en el campo es algo que todo el mundo debería experimentar, al fin y al cabo, el contacto con la naturaleza, la libertad, la proximidad a las cosas más sencillas deberían estar presentes en la vida de todos, incluso por un tiempo. tiempo. Pocos días.

Vamos allá

1. Alimentos diferenciados en la estufa de leña De hecho, la tierra agrícola es sinónimo de buena comida y estufas de leña. No se puede negar que el sabor de la comida, en esa estructura de arcilla, es totalmente diferente al de las estufas tradicionales. Si todavía tienes una olla de barro, no hay nadie para nadie. Aoo, extraño el pollo de corral

.

2. Coger fruta directamente con los pies Sin duda, comer fruta que se ha cogido directamente con los pies es muy diferente a consumir las verduras que compramos en verduras y supermercados. Las frutas, libres de cualquier tipo de pesticida o forma de industrialización, son más naturales, más suculentas e incluso parecen más dulces.

3. Recolectar huevos de gallinas Si bien es un gran desafío recolectar huevos de estas aves sin irritarlas, no se puede negar que esta experiencia es muy especial. De hecho, esta “cosecha” nos recuerda lo perfecta que es la naturaleza y entendemos todo lo que nos ofrece.

4. La compañía constante de la naturaleza A diferencia de las grandes ciudades, rodeadas de cemento y asfalto, la vida en el campo proporciona un gran contacto con la naturaleza. Después de todo, en el campo, pisamos el suelo, respiramos aire puro y vemos el verde por donde miramos. Además, podemos bañarnos en el río, recoger frutos silvestres, disfrutar de buenos senderos y cascadas.

5. Obtener leche de la vaca Ciertamente, aquellos que son de la ciudad y nunca han tomado leche directamente de la vaca pueden encontrar extraño el sabor. Pero cualquiera que haya vivido en el campo y esté acostumbrado a la práctica sabe lo fresco y saludable que es este sabor y no lo cambiará por un cartón de leche.

6. Moringas de arcilla Consideradas por los agricultores como la mejor manera de proteger el agua, las ollas de arcilla aún tenían ese sabor peculiar que marcó la diferencia para saciar la sed.

7. Pinturas familiares De hecho, si entró en una casa de campo sin pinturas familiares, probablemente entró en la casa equivocada. Las pinturas de seres queridos con fotos antiguas colgadas en las paredes son verdaderos retratos de la vida en el campo.

8. Alimentos saludables ¿Ha notado lo caras que son las verduras orgánicas en la ciudad? En el campo, es posible acceder a una carta amplia, natural y muy saludable. Pollos y huevos de corral, carnes frescas y vegetales variados, totalmente puros, sin ningún tipo de pesticida.

9. Contacto con animales Sin duda, el contacto constante con los animales es una de las cosas más divertidas para cualquier persona que haya vivido en el país. Allí, lo que no falta son bueyes, vacas, cerdos, caballos, gallinas y varios otros animales. Con el contacto frecuente aprendemos a comprender el ciclo de vida de estos compañeros y también a valorar cada una de sus características y peculiaridades.

10. Atardecer en el balcón A diferencia de la ciudad, quienes viven en el campo no necesitan grandes portones ni cercas eléctricas, por eso las casas con grandes balcones a la calle son tan comunes. ¿Quién recuerda sentarse en uno de ellos a última hora de la tarde para ver pasar el mundo y encontrar el vecindario?

Fuente: https://www.comprerural.com/10-coisas-que-so-quem-morou-na-roca-conhece/