septiembre 30, 2022
Los 7 errores más comunes al lavar los platos que debes evitar –

Los 7 errores más comunes al lavar los platos que debes evitar –

Es una de las actividades domésticas más odiadas y que nadie quiere realizar en la casa luego de la comida. Una serie de expertos han dictaminado cuales son los 7 errores más comunes al lavar los platos y hoy se los contamos para que no los repliquen en sus hogares.

Errores al lavar los platos que debes evitar

Cuando llega la hora de lavar los platos luego de una comida más de uno quiere desaparecer. Esto no es nada extraño, ya que es una de las actividades domésticas que más odian las personas a lo largo y ancho del mundo. Sin embargo, conocer los errores más comunes al lavar los platos es más importante de lo que imaginamos. Junto a una serie de expertos recopilamos estos errores para que no los repliques y puedas hacer este trabajo mucho más ameno.

1. Usar agua fría

Según la profesora de la escuela superior de hotelería de Barcelona ESHOB, Cristina Cusí, el agua caliente es sumamente importante para lograr una buena desinfección a la hora de lavar los platos. El agua fría no elimina la suciedad al mismo nivel, ¿pero cual es la temperatura ideal para lavar los platos?. Según la experta en el área de Food & Beverage, la temperatura ideal para lavar los platos es de 80 grados, la misma que usamos para servir el mate. Eso si, si vamos a usar el agua caliente para lavar los platos procuremos utilizar guantes, así evitamos quemarnos las manos en la actividad.

2. El cuidado de las manos a la hora de lavar los platos

Por lo general al lavar los platos lo hacemos con un jabón especializado para limpiar trastes, pero nunca nos fijamos que sea especializado en cuidar nuestra piel. Muchos expertos concuerda con que los detergentes son altamente irritantes para la piel, por lo que puede provocar resequedad y lesiones en las manos. Para evitar estos inconvenientes podemos utilizar guantes de látex o incluso utilizar alguna crema hidratante para ponernos luego de lavar los platos.

3. Mezclar los platos sucios en el lavaplatos

Muchas veces mezclamos todos los utensilios en el fregadero y vamos limpiando a medida que tomamos uno nuevo. Muchos especialistas recomiendan ir lavando los trastes en grupos para evitar que la suciedad de los platos de arriba llegue hacia la de abajo y tengamos que hacer más trabajo del debido. Es importante lavar los platos según el grado de suciedad que presente, por ejemplo lavando del más limpio al más sucio o viceversa.

4. No tirar la grasa de los platos antes de lavarlos

Varios chefs del mundo, luego de trabajar durante muchos años a lo largo de cocinas de todo el mundo han concordado que uno de los errores más comunes al lavar los platos es no retirar la grasa de los platos antes de lavarlos. El primer paso para evitar que la grasa vaya directamente a la cañería y pueda taparse es eliminar los restos de comida en bandejas, platos y utensilios de cocina antes de lavarlos. Si podemos utilizar servilletas de papel para absorber mejor los aceites mejor que mejor. De esta manera facilitaremos el lavado, gastaremos menos detergente y evitaremos que las cañerías se tapen con frecuencia.

5. Exceso de detergente o mala elección del mismo

Más jabón no es sinónimo de mejor limpieza, al contrario muchas veces puede ser contraproducente ya que puede dejar rastros difíciles de ver a simple vista. Incluso usar un detergente de mala calidad puede ser causante de una mayor inversión de esfuerzo y tiempo. Recomendamos utilizar marcas que se centren en el poder de la limpieza en lugar de aquellas que prioricen aromas que puedan ser agregados.

6. No renovar la esponja

Muchas veces nos llegan consultas del tipo, ¿cuál es el mejor material para lavar los platos?. La respuesta suele ser siempre la misma, depende del utensilio que quieras lavar. Los cepillos sirven para eliminar los restos de comida, mientras que las esponjas suelen eliminar la suciedad básica y los más duros para las ollas engrasadas o restos quemados. Lo que si es de suma importancia es renovar con frecuencia cada uno de ellos. Sobre todo la esponja que acumula muchas bacterias.

7. No reutilizar elementos de cocina

Según Francisco Almeida, un chef argentino reconocido a nivel mundial, aconseja ampliamente el reutilizar los utensilios de cocina más de una vez antes de lavarlos. Es decir, que si freíste carne, puedes utilizar la sartén para cocer verduras. Además de ahorrar agua en el proceso vas a poder impregnar de sabores tu comida para agasajar a los comensales.

Si te gusta nuestro contenido compártelo