Mates para compartir

Están los mates que contienen, los mates que acompañan, los mates para pensar, los mates emotivos, los mates cómplices y los mates que charlan…
El mate es mucho más que una infusión. En el ida y vuelta del mate van y vienen sentimientos, sensaciones, amores, alegría y tristezas. El mate es la excusa para compartir una charla, un momento, en el que hasta los silencios hablan. El mate tiene la calidez de la compañía, del afecto, del compañerismo. El mate nos identifica y nutre buenos momentos. En cualquier momento, en cualquier lugar; el mate es una buena excusa para encontrarse. Tomamos unos mates?

 Tita

PD: … Y están los mates de madrugada que te esperan al llegar; o los mates a la mañana con un dulce despertar, para comenzar bien el día con la sonrisa de mamá. (Gracias Tere!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*