Para generar agua potable

Para 780 millones de personas en el mundo abrir un canilla y que salga agua es un lujo al que hasta ahora no tenían acceso, sin embargo un revolucionario diseño propuesto por el italiano Arturo Vittori y el arquitecto suizo Andreas Vogler podría abastecer de agua a comunidades que la necesiten y tengan dificultades para conseguirla. Se trata de las Warkawater, torres recolectoras que convierten el aire en agua y son capaces de abastecer a una familia de siete miembros. Su costo es ínfimo comparado con el de un pozo y permiten mejorar la calidad de vida de toda una comunidad.

¿En qué consiste este invento? Se basa en una estructura de bambú (de unos 10 metros de alto) fácilmente ensamblable que no requiere la ayuda de maquinaria. En su interior cuenta con un tejido transpirable basado en el nylon capaz de recoger la humedad del aire y recolectar casi 100 litros de agua potable por día.

El nombre de estas torres, creadas exclusivamente con materiales naturales, deriva de los árboles Warka, autóctonos de Etiopía. El Warka o Ficus Vasta es un árbol nativo de Etiopía. Es un tipo de higuera salvaje y de gran tamaño, puede llegar hasta los 25 metros de altura y a tener un diámetro máximo de 20 metros en su tronco.

Según sus creadores, cada una de estas torres tendría un valor de solamente 550 dólares. Un precio bastante menor con respecto a las bombas extractoras de agua potable que pueden llegar a costar 14.000 dólares. Su primer punto de pruebas será precisamente Etiopía, lugar donde esperan probar próximamente las primeras versiones de estas torres. Este dispositivo funciona en lugares donde la humedad del aire es notable, como las regiones montañosas o cercanas al mar, pero no es fácil encontrar agua limpia apta para el consumo humano.

Señalan que para montar una de estas torres no se necesitan ni herramientas especiales ni andamios, tan sólo se precisa tres días y seis personas para instalarla cada torre. Los creadores de este proyecto están ya trabajando en una nueva versión mejorada, a la que han denominado WarkaWater2.0, que puede incluir paneles solares y bombillas LED para proporcionar luz por la noche.

 

Otros proyecto para generar agua a partir del aire

El dispositivo, llamado FreshWater, funciona con electricidad y produce agua por el principio de condensación: crea una nube, la enfría y provoca una minilluvia. Luego el agua se filtra y se purifica. Fue probado en el desierto de Atacama y en la localidad de Petorca, región de Valparaíso, donde produjo entre 9 y 28 litros al día respectivamente.

Los creadores de FreshWater desean reunir 500.000 dólares a través del sitio web Indiegogo antes del 14 de febrero para poder llevar estos sistemas a los primeros 1.000 hogares en Chile y el resto de Latinoamérica, donde más de 34 millones de personas carecen de acceso a agua limpia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*