noviembre 27, 2022
¿Tu planta de interior ya no crece? Esto es lo que debes hacer con él de inmediato.

¿Tu planta de interior ya no crece? Esto es lo que debes hacer con él de inmediato.

¡Ay, este es un espectáculo que te rompe el corazón! Crees que estás haciendo todo lo posible para cuidar tu hermosa planta de interior, pero ahora, por un tiempo, sientes que te duele y no crece en absoluto. Este retraso en el crecimiento es muy frustrante: te sientes impotente frente a la planta y, sobre todo, temes que eventualmente se marchite y muera. No se asuste, siempre hay soluciones a considerar.

A pesar de su mejor cuidado, las plantas siguen siendo frágiles. Siempre hay muchos parámetros que deben tenerse en cuenta para protegerlo y prolongar su vida. Para que sus plantas de interior vuelvan a la vida, primero debe adoptar la postura correcta. Afortunadamente, hay maneras de salvar la situación. Estos son algunos consejos para guardar los cubiertos.

¿No puedes soportar ver tus plantas sufriendo? Tenga la seguridad de que con buena voluntad y paciencia podrá cambiar esta situación.

Primero, asegúrese de que sus plantas reciban suficiente luz solar. Algunas plantas, como los geranios, necesitan una luz intensa. Otras plantas, como la hiedra o la sansevieria, en cambio, solo deben colocarse en luz indirecta y protegerse de los rayos UV. Por lo tanto, revise dos veces sus plantas para detectar signos de marchitamiento debido a la luz brillante. En este caso, instale cortinas para que los rayos del sol no lo quemen. Mejor aún, muévelo a un lugar donde estará mejor protegido, pero no en la oscuridad. Por otro lado, algunas plantas pueden carecer de luz. Si su área carece de luz solar, es mejor compensar con luces especiales o tubos fluorescentes.

El polvo, por otro lado, puede tener un gran impacto. Asegúrate siempre de eliminar el polvo acumulado en las hojas de tus plantas. De hecho, bloquea la luz y el aire. Tus flores se asfixiarán y sufrirán mucho.

Otra posible causa del marchitamiento de las plantas es el riego excesivo. Desafortunadamente, muchas personas todavía no toman la dosis correcta. Es posible que esté regando sus plantas con más frecuencia de la necesaria. Sin embargo, es importante respetar sus necesidades de riego. Mientras que algunas plantas necesitan mucha agua, otras necesitan muy poca. Por ejemplo, si tienes orquídeas, debes saber que simplemente puedes sumergir la maceta en un recipiente más grande lleno de agua.

Algunos consejos para revitalizar tus plantas de interior

Al evitar algunos errores recurrentes y usar algunos trucos, puede devolver la vida a sus plantas y mantenerlas prósperas.

  • ¿Tienes un cactus en casa? Dígase a sí mismo que no necesita riego regular o mucha agua. Instálelo durante unos minutos en una tina con agua, con cuidado de no mojar los tallos o el tronco. Si usa la regadera, solo humedezca el suelo. Escurrir bien hasta que no quede más agua en la placa de apoyo.
  • Si quieres tener plantas sanas en tu balcón o terraza, debes recurrir a medidas de revitalización, asegurándote de utilizar los fertilizantes más adecuados. Recuerde: las plantas de interior no necesitan una fertilización excesiva, solo una alimentación ligera y regular. Los fertilizantes se aplican desde la primavera hasta el otoño. Sus plantas no deben alimentarse durante el período de latencia.
  • También puede ser necesario revitalizar las plantas cuando la maceta se vuelve demasiado pequeña para el tamaño de las raíces. Entonces, para que la planta se recupere, debes moverla a una maceta más espaciosa. El injerto debe hacerse  con mucho cuidado para que la raíz no sufra  .
  • En invierno, la mayoría de las plantas de interior dejan de crecer y algunas incluso pierden sus hojas. Debemos asegurarnos de que entren en hibernación: pero sobre todo, no tirar el recipiente. Las macetas deben almacenarse hasta la primavera. Cuando las plantas salen del reposo vegetativo, se deben sembrar en habitaciones con temperatura constante y regar con prontitud.