«Somos luz»

La unión no sólo hace la fuerza, también crea la diferencia cuando todos se sintonizan bajo un mismo propósito que inspira a transformar la realidad. Un claro ejemplo de esto que afirmamos sucedió en la ciudad de Panamá, en donde un grupo de viviendas fue transformado a partir de que sus moradores comprendieron que, si bien todos eran dueño de una parte, cada vivienda conformaba un todo. De este modo, cada uno hizo su aporte al cambio, pintó su lugar y entre todos transmitieron un claro mensaje que nació de la unidad: «Somos luz».

«Somos Luz» es el mensaje con el que el colectivo de artistas españoles BoaMistura, ayudados por los propios vecinos, intervinieron las 50 viviendas del edificio Begonia I, en el barrio de El Chorrillo, de la ciudad de Panamá.

Inspirados en la identidad del barrio, BoaMistura tomó como punto de partida la red de colores que se generaba de forma espontánea al pintar cada vecino la porción del edificio que le pertenecía, y mediante la introducción de una tipografía gigantesca hicieron que cada vivienda se entrelazara, dejando de ser departamentos individuales para transformarse en una comunidad hermanada bajo un mismo mensaje.

Los autores de esta iniciativa, que se encuadra dentro del arte urbano y fue impulsada por la Bienal del Sur, destacan que «el mensaje busca inspirar diariamente no sólo a los vecinos sino también al resto de personas que pasen cerca del edificio, y recordarles que cada persona tiene un valor incalculable, independientemente de la realidad del lugar en el que vivan».

BoaMistura es un colectivo creativo nacido a finales de 2001 en Madrid (España), compuesto por 5 artistas. Desarrolla su obra en diversos campos, que van desde las tendencias más evolucionadas del graffiti y la pintura mural en las calles, a ilustración, diseño gráfico o pintura de estudio. BoaMistura, del portugués “buena mezcla”, hace referencia a la diversidad de estilos y puntos de vista de cada uno de sus integrantes. Visiones distintas que se complementan, influencian y se mezclan para formar siempre algo mejor: «5 cabezas, 10 manos, un solo corazón», así se describen ellos.

Mucho es lo que se puede hacer cuando todas las personas se sintonizan en una misma frecuencia. Acá les dejamos el video que ilustra esta bella transformación barrial.

 

Estos cortos animados son un claro ejemplo de cómo la unión hace la diferencia a partir de poner en práctica la inteligencia grupal.

Y en esta canción, Macaco también nos deja desde su letra un llamado a la unidad, denunciando que el vertiginoso ritmo de nuestras vidas nos está llevando a la perdida de las relaciones personales y la desconexión entre los ciudadanos.

Si queremos hacer la diferencia, el camino es la unidad. Al igual que lo que vimos en Panamá, en Olavarría podemos hacer lo mismo con el puente de la Avenida Colón, ya que si nos juntamos y compartimos una misma visión, podemos darle vida a una gran obra colectiva que reciba a todos lo que ingresan a nuestra ciudad con un toque de arte. Por si aún no la viste, acá te dejamos la propuesta que lanzamos desde ESTA BUENO. Sumate y hace la diferencia, que la unidad hace la fuerza y transforma la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*