Un toque de majestuosidad

Si observamos con los ojos del alma, veremos que la vida es una fiesta tan majestuosa que cualquier descripción por medio de las palabras la empobrece. Por eso, cuando las palabras no alcanzan para reflejar lo que queremos expresar, lo mejor es quedarse en silencio y contemplar toda esta hermosura : )

 

P.D.: Todo lo que hacemos vuelve, por eso aprender a respetar y tolerar es una buena enseñanza que, en este divertido corto, los pájaros nos acercan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*