septiembre 30, 2022
Ya es hora de que las amas de casa dejen de lavar las ventanas diez veces. Esta es la mejor forma –

Ya es hora de que las amas de casa dejen de lavar las ventanas diez veces. Esta es la mejor forma –

Tradicionalmente, lavar ventanas en un apartamento requiere una gran cantidad de tiempo. Juzga por ti misma: necesitas un balde de agua, detergente, limpiar la ventana por ambos lados (por supuesto, sin caerte), dejar que el agua se escurra, tratar el vidrio con un trapo limpio y seco. Luego, si en la tarde llueve, comenzar otra vez.

Pero ya es hora de romper este círculo vicioso e introducir un nuevo método en el proceso de lavado, que ayude al vidrio a mantenerse limpio y hermoso durante mucho tiempo.

1.- De acuerdo, este es un trabajo monótono, mientras lavas todas las ventanas la mayor parte del día pasará volando, pero no sin sentirlo en todo el cuerpo.

2.- Es un trabajo en la altura. Si vives en el piso 9-16, o incluso más arriba, lavar ventanas se convierte en algo imposible.

3.- Las ventanas más hermosas y transparentes se estropearán con sólo una lluvia de 5 minutos o un par de pájaros salidos de la nada.

En la mayoría de los casos, las personas intentan limpiar sus ventanas al menos 2 veces al año: al comienzo del verano y al final del otoño. De este modo, el cristal se verá limpio de alguna manera, y si tienes suerte, una lluvia de corta duración no se escurrirá sobre el marco. Ciertamente las ventanas no se verán perfectas, pero algo es algo.

En resumen, si aún te animas a lavar las ventanas con más frecuencia, sin siquiera prestar atención a la altura , entonces ya sabrás que no hay escapatoria a que la lluvia eche a perder tu trabajo.

Recientemente descubrimos un truco que ayudará a mantener las ventanas limpias. Lo probamos, y durante 1 mes las ventanas de la oficina han estado brillando como nuevas.

Truco para limpiar las ventanas 

Necesitarás: 

  • 1 tapa del más sencillo suavizante de ropa
  • 1/2 cucharada de agua tibia
  • 1 cucharada de glicerina
  • Recipiente de plástico
  • Cepillo

Preparación: 

1.- Vierte la tapa del suavizante en un recipiente de plástico pequeño y mézclalo bien con agua.

2.- Luego, agrega glicerina a esta mezcla. Es espesa, por lo que debes agitarla muy bien.

3.- Deja reposar la solución durante al menos 15 minutos. Después de eso, estará lista.

4.- Ahora sólo coloca unas gotas de la solución en el cepillo y frota activamente el cristal de la ventana por el lado de afuera. Usa el cepillo para frotar rápidamente la solución en todo el vidrio, evitando que se seque.

No necesitas hacer nada más. La glicerina y el suavizante funcionarán bien y la capa delgada de aislante permanecerá en la ventana. Después de eso, ni el polvo ni la lluvia se pegarán al vidrio, y las ventanas se mantendrán limpias durante mucho tiempo.

No te olvides de compartir